Comsa Emte promueve el cultivo experimental de chopos para generar biomasa

Imagen de energelia

La prueba piloto de cultivo de chopos para la generación de biomasa, promovida por Comsa Emte Medio Ambiente en Tremp (Lleida), avanza a buen ritmo. Esto es lo que se deduce de la Jornada celebrada hoy en la capital de la comarca del Pallars Jussá en la que han participado más de 70 personas.

Este proyecto se enmarca dentro del acuerdo de colaboración entre Comsa Emte Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Tremp (Lleida) y el Departament d'Agricultura i Acció Rural de la Generalitat de Catalunya, a través del Centre Tecnològic Forestal de Catalunya (CTFC). El objetivo de dicho acuerdo es estudiar la viabilidad de estos árboles como combustible para una planta de biomasa, que la compañía pretende construir en la zona.

El cultivo se desarrolla en una finca de nueve hectáreas de regadío, agrupadas en una única parcela de forma regular, que reúne todas las condiciones para el correcto desarrollo del proyecto. La recolección se llevará a cabo el tercer año (en 2013), siendo la vida útil de la plantación de unos 14 años aproximadamente. La especie seleccionada para la plantación piloto es el chopo, procedente de clones (de las variedades Oudemberg, Adige y Muur) obtenidos a partir de programas de mejora específicos para plantaciones de biomasa.

La biomasa forestal agraria ofrece la posibilidad de complementar y sustituir parcialmente la energía procedente de combustibles fósiles por energía producida por recursos renovables. La implantación de estos cultivos pretende garantizar una oferta de suministro de materia prima por tecnologías relacionadas con la biomasa. Con las conclusiones del proyecto se podrá determinar la viabilidad de este tipo de cultivo a escala local, así como su productividad, rendimiento y coste.

La apuesta de Comsa Emte por las energías renovables en Lleida se confirma con otros proyectos como el que desarrolla en el municipio de Les Borges Blanques junto a la empresa Abantia. Se trata de la primera instalación mundial que combinará la tecnología solar termoeléctrica con una unidad de biomasa. La planta, con una inversión de 153 millones de euros, generará una potencia eléctrica anual de 98.000 Megavatios-hora (MWh), equivalente al consumo medio de más de 27.000 hogares. La producción de este tipo de energía limpia supondrá un ahorro de 24.500 toneladas anuales de dióxido de CO2.

Comsa Emte

shadow