El futuro Centro Internacional de Convenciones de Madrid contará con paneles solares

Imagen de energelia

"Se trata de una construcción que se caracterizará por el uso de las más avanzadas tecnologías en favor de su sostenibilidad y eficiencia energética", explican desde el Ayuntamiento. Alcanzará 120 metros de altura y se levantará sobre una parcela de 33.000 metros cuadrados.

 

{xtypo_dropcap}D{/xtypo_dropcap}entro de 12 meses estará concluida la primera fase del futuro Centro Internacional de Convenciones, un equipamiento que se levantará en el epicentro de la nueva zona de negocios de Madrid presidida por las cuatro torres del paseo de la Castellana y que "fortalecerá la condición de la capital española como polo de atracción de grandes empresas y como uno de los destinos del turismo de negocios más atractivos del mundo", explica el Ayuntamiento de Madrid en nota de prensa.

 

Durante la colocación de la primera piedra, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, explicó que esta primera fase, en la que se invertirán 15,9 millones de euros, incluye la definición técnica y constructiva de los muros perimetrales de contención y el vaciado del solar del futuro edificio. El proyecto representa una inversión total en torno a los 300 millones de euros. Los arquitectos del mismo, Emilio Tuñón, Luis Moreno Mansilla y Matilde Peralta del Amo, han aprovechado los 33.000 metros cuadrados de parcela para configurar un edificio de 120 metros de altura que contará con tres auditorios y un aparcamiento subterráneo de 3.000 plazas.

 

Se trata de una construcción que se caracteriza por el uso de las más avanzadas tecnologías en favor de su sostenibilidad y eficiencia energética. "Contará con paneles solares, sistemas de reutilización de aguas pluviales y con una celosía en la parte superior para favorecer la luminosidad. También está prevista la posibilidad de instalar leds que permitan iluminar la espectacular fachada", detalló el alcalde, quien subrayó "la extraordinaria funcionalidad y versatilidad" del nuevo equipamiento.

shadow