STAGE-STE, una nueva etapa, impulsada por la Unión Europea, para el desarrollo de la energía solar térmica

Imagen de energelia

El mes de febrero ha sido el inicio de la alianza termosolar, denominada, STAGE-STE (Scientific and Technological Alliance for Guaranteeing the European Excellence in Concentrating Solar Thermal Energy), un nuevo proyecto financiado por la Unión Europea -con una participación de 9.997.207 € (más del 50 por ciento del coste total), el cual abre próximos horizontes de desarrollo de la energía solar térmica, por la que España ha apostadodurante décadas.

El proyecto –que se desarrollará durante 4 años (febrero de 2014 - enero de 2018) tiene como objetivo, coordinar la actividad investigadora y de transferencia tecnológica de las organizaciones implicadas en la energía solar de concentración, y obtener fórmulas eficaces para trabajar a escala europea en la implantación y continua mejora de esta energía limpia y abundante.

STAGE-STE está liderado por la Plataforma Solar de Almería (CIEMAT-Ministerio de Economía y Competitividad), y lo integran 40 socios, entre los que destacar el papel del CTAER, centro de investigación que al mismo tiempo coordina el proyecto europeo EU-SOLARIS –iniciado en noviembre de 2012-, que con un mismo carácter, se centra en aglutinar y fortalecer las infraestructuras de Investigación. Ambos proyectos, liderados por la investigación termosolar española son procesos que inician una nueva etapa para el desarrollo de la energía solar térmica, impulsada por la Unión Europea.

Las tecnologías relacionadas con la Energía Solar Térmica (STE) consiguen generar electricidad, calor, frío, desalinización de aguas, secado y otros procesos asociados que juegan un importante papel en la consecución de un sistema energético sostenible y con mínimo impacto ambiental como resulta ya imprescindible para garantizar el futuro de la sociedad.

La fuente energética de partida, la radiación solar es la que ofrece mayor potencial en nuestro planeta y, en el caso concreto de las tecnologías de concentración y transformación térmica permiten un alto nivel de gestionabilidad (gestión inteligente de la oferta para ajustarla a la demanda), gracias a sus capacidades de almacenamiento (en forma de energía térmica) y de hibridación con otras formas energéticas almacenables (biomasa, por ejemplo).

La combinación de estos dos factores (hibridación y almacenamiento) suponen una ventaja muy significativa en el medio y largoplazo. Hay que decir que ya se han producido avances muy significativos en este sentido de la gestionabilidad, con una gran cantidad de centrales termosolares que incorporan ambas características que las diferencian de otras renovables.

Más información en  www.stage-ste.eu

shadow