El presidente de Protermosolar tacha de "frivolidad" el plan de Unesa, que quiere "mantener la burbuja del gas"

Imagen de energelia

El presidente de Protermosolar, Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica, Valeriano Ruiz, ha calificado de "sinsentido" y de "frivolidad inconcebible" el plan lanzado por Unesa de aplicar una moratoria para las energías solar termoeléctrica y fotovoltaica durante tres años, periodo en el que sustituiría los proyectos paralizados por la capacidad eólica equivalente, propuesta con la que Protermosolar considera que Unesa "quiere mantener la burbuja del gas".

Valeriano Ruiz se ha manifestado de esta forma este viernes durante unas jornadas sobre 'Ordenación de la Energía', organizadas por la Fundación García Oviedo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, en las que ha considerado que la propuesta de Unesa de que se decrete una moratoria termosolar es una "frivolidad inconcebible" y ha agregado que la burbuja existente en el sector energético "no es termosolar, sino la del gas natural creada por las grandes eléctricas en su apuesta fallida por los ciclos combinados a costa de un enorme endeudamiento".

Ruiz ha intervenido en una mesa redonda junto con Rafael Fernández, magistrado del Tribunal Supremo, y los catedráticos de Derecho Administrativo Estanislao Arana y Francisco López, donde analizaron la situación de inseguridad jurídica que atraviesa el sector de las energías renovables en España.

A juicio de Ruiz, una moratoria termosolar supondría" afrontar  cuantiosas indemnizaciones que acabarían pagando de nuevo los ciudadanos en su factura eléctrica, como siguen pagando la moratoria nuclear décadas después".

Según el presidente de Protermosolar, el gas natural "es el causante de la 'burbuja' en el sector energético, motivada por el enorme endeudamiento en que incurrieron las grandes compañías para dotarse de centrales de ciclo combinado, una apuesta que el tiempo ha demostrado fallida". Ruiz por ello, ha instado a los directivos de las eléctricas a que "asuman su responsabilidad y no traten de convertir su problema en un problema nacional, frenando el desarrollo de la energía termosolar en particular y de las renovables en general".

En este sentido, ha destacado cómo las renovables "están contribuyendo a rebajar el precio de la electricidad, pero que esa rebaja no se está aplicando en el recibo de la luz a los consumidores y que, por el contrario, las eléctricas siguen obteniendo año tras año enormes beneficios mientras culpan a las renovables del déficit de tarifa".

El sector termosolar

Actualmente hay 23 centrales termosolares operativas en España, 26 en construcción y 12 a punto de iniciarse, todas ellas en el marco de los 61 proyectos inscritos en el prerregistro de asignación del Ministerio de Industria, regido por sucesivos Reales Decretos. En conjunto supondrán una potencia de 2.525,30 megavatios (MW). Estas centrales implican a unas 1.000 empresas, mayormente españolas, que han desarrollado en un 80 por ciento la tecnología termosolar.

Protermosolar estima que cada central termosolar requiere una inversión de 300 millones de euros, por lo que "las pérdidas de dinero y las subsiguientes demandas por daños y perjuicios que se plantearían contra España en caso de decretarse una moratoria termosolar como pretende Unesa serían de una enorme cuantía", ha indicado el responsable de la patronal de renovables, que ha agregado que "a estos perjuicios directos habría que añadir otras pérdidas en ingresos para el país y de los empleos generados por el sector termosolar".

El número total de personas empleadas por el sector termosolar ascendió a 23.844 en el año 2010, especialmente en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, y con un beneficioso impacto en sectores muy afectados por la crisis, como la construcción, el metal  y los montajes industriales.

EP

shadow