Industria tiene "presiones tremendas" para acabar con el déficit de tarifa y pide un "pacto de todos"

Imagen de energelia

El Gobierno transfiere a la tarifa eléctrica 640 millones de remanentes del Idae y trabaja en una solución para contener los altos costes extrapeninsulares.

El secretario de Estado de Energía, Fernando Marti, ha asegurado ante la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso que su departamento tiene "presiones tremendas" para acabar con el déficit de tarifa y ha expresado su deseo de que pueda haber "un pacto de todos" para resolver los problemas energéticos de España.

"En un periodo de dos años estamos tratando de poner orden. Somos conscientes de que no es fácil, pero los esfuerzos que estamos haciendo son tremendos porque las presiones son tremendas", afirmó Marti, antes de aludir al "impacto enorme" del déficit de tarifa sobre la economía y las empresas.

En  la lucha contra el déficit de tarifa, aseguró, su departamento ha recibo "a todas las personas que lo han querido", entre ellas las asociaciones Unesa, Appa y "todas las asociaciones de renovables". "Hemos hablado con todos y visto todas las posibilidades, pero las posibilidades no eran muchas cuando hay un déficit galopante" con un acumulado de 24.000 millones, afirmó.

Marti insistió en que "no es fácil la solución" y que el Gobierno ha acabado diseñando un anteproyecto de medidas fiscales con las mejores opciones que ha encontrado, cuyo contenido está siendo analizado ahora por el Congreso.

"Deberíamos tratar todos los ciudadanos de tener un modelo energético pactado entre todos. Ojalá. Es un tema que no depende de mí, sino de la Cámara", afirmó el secretario de Estado de Energía, antes de defender la importancia de pactos de este tipo.

Junto a esto, anunció que el Gobierno ya ha transferido a la tarifa eléctrica 640 millones de euros del "exceso de recursos" del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (Idae), lo que elevará los ingresos del sistema eléctrico y aliviará el déficit de tarifa de 2012. Esta medida forma parte del real decreto ley 13/2012 aprobado por el Ejecutivo en marzo para acabar con la deuda eléctrica.

Exceso de fotovoltaica y termosolar

En alusión al desarrollo de un nuevo plan de energías renovables, Marti aseguró que la situación actual se caracteriza por "un exceso" de tecnologías como la fotovoltaica o la termosolar, mientras que la eólica se encuentra "en la senda correcta".

Además, indicó que "los objetivos de 2020 de la UE están salvados" y que "hay margen de maniobra" en este sentido, por lo que el Gobierno debe centrarse en la sostenibilidad económica del sistema, a la vista de que las primas a las energías renovables ascienden a "7.500 millones" al año "e irán creciendo poco a poco porque la termosolar irá entrando hasta 2014".

Marti también aludió al "excesivo coste" de la actividad eléctrica extrapeninsular y explicó que su departamento trabaja en una "revisión específica" para los sistemas insulares aislados, en la que se analizará el caso "isla por isla" para que "la eólica y la fotovoltaica también puedan desarrollarse más en estos territorios".

EP

shadow