APPA ve una "grave discriminación" hacia las renovables en la nueva regulación eléctrica

Imagen de energelia

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) advierte de la "grave discriminación" para las energías renovables que supondría la nueva legislación que prepara el Gobierno y recuerda que estas tecnologías llevan soportando recortes "retroactivos" desde 2010.

En un comunicado, la asociación asegura que, si se añaden nuevas cargas al sector, muchas empresas irán a la quiebra y lamenta la falta de interlocución con el Gobierno, que impide a las asociaciones de renovables conocer el contenido de las reformas de primera mano.

APPA advierte además de que el planteamiento de tasas sobre la facturación y no sobre los beneficios perjudica a las tecnologías de reciente implantación, al tiempo que beneficia a las centrales ya amortizadas, que no tienen costes financieros.

Por este motivo, pide que las centrales nucleares e hidráulicas asuman una mayor carga y calcula que el aumento de la vida útil de estas instalaciones procurará más de 60.000 millones de euros de facturación a las grandes eléctricas.

Precisamente esta compensación a nucleares e hidráulicas mediante ampliación de la vida útil y de las concesiones es la que hace que en la nueva regulación "unos ganen y otros pierdan", asegura APPA.

La asociación también entiende que las medidas que prepara el Gobierno podrían no solo provocar el cierre de empresas, sino un agravamiento de la situación de los bancos, ya que muchas de las inversiones en renovables se encuentran apalancadas.

Los proyectos renovables que se hayan financiado según la modalidad de 'project finance' conceden al propietario la posibilidad de devolverlos a la entidad financiadora, de modo que, si se aplican las tasas contempladas por el Gobierno, "los proyectos con pérdidas podrían agravar los problemas de financiación de la banca española", advierte.

APPA considera además que las medidas que prepara el Ejecutivo sobre "cortoplacistas" y "no resuelven los graves problemas" del sistema eléctrico, que pasan por una alta dependencia de las importaciones, un sistema de tarifas opaco y falta de competencia.

Además, lamenta que las recientes recomendaciones de la Comisión Europea, en las que se advierte de los excesos retributivos a nucleares y grandes hidráulicas y de la falta de competencia origen del déficit tarifario, "no hayan calado en el Ministerio", que "sigue culpando injustificadamente a las renovables de la creación del déficit tarifario".

Gravar el beneficio

El presidente de APPA, José Miguel Villarig, se mostró en contra de los nuevos gravámenes a las energías renovables y considera que, en todo caso, estas cargas "deberían aplicarse sobre los beneficios obtenidos".

"La nueva regulación beneficia claramente a aquellas centrales que ya están amortizadas y condenan definitivamente al sector renovable. No era suficiente con una moratoria a las energías renovables, condenando nuestro futuro, sino que también se contemplan gravámenes adicionales a los recortes retroactivos, acabando con nuestro presente", afirmó.

"El discurso del ministro parece ignorar que en el año 2008, cuando las primas comienzan a tener importancia, el déficit tarifario ya superaba los 15.000 millones de euros", concluyó Villarig.

EP

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.