Industria y la CNE coinciden en la importancia de la regulación para el futuro de las renovables

Imagen de energelia

E.ON reclama cooperación europea para desarrollar interconexiones e integrar las tecnologías 'verdes'. El secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, y el presidente de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Alberto Lafuente, han coincidido durante la presentación del informe 'World Energy Outlook' en la importancia de la regulación para garantizar la sostenibilidad de las renovables.

"Se requiere un marco de apoyo para que las renovables sean sostenibles en el tiempo y no reducir el apoyo, sino adaptarse a las modificaciones que se vayan produciendo", afirmó Hernández, antes de apelar a la importancia de garantizar tanto la sostenibilidad medioambiental como económica de estas tecnologías.

Junto a esto, recordó que "España tiene la prioridad de disminuir la dependencia energética" y que las renovables encajan en este "reto". Además, pronosticó que estas tecnologías serán competivivas a mediados de la próxima década no solo gracias a los avances tecnológicos, sino también al encarecimiento del crudo.

Por su parte, el presidente de la CNE consideró "trasladables" al caso de España algunos de los objetivos marcados por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), entre ellos "un marco de incentivos que tenga en cuenta la madurez de cada tecnología", mecanismos de asignación de precios a las emisiones de CO2 y la necesidad que los precios reflejen los costes reales.

"Hay una asignatura pendiente de cierta complejidad, que es hacer compatible los compromisos medioambientales con la sostenibilidad económica a largo plazo", afirmó Lafuente. "La energía no debe ser un lastra para la competitividad exterior de la economía española", añadió.

Mercado único Europeo

Por otro lado, el presidente de E.ON España, Miguel Antoñanzas, reclamó mayor cooperación europea para desarrollar interconexiones e integrar las tecnologías 'verdes', así como el desarrollo de un "verdadero mercado interior de la energía".

"Si miramos el panorama general, Europa se enfrenta a una situación de dinero escaso y caro", y "al mismo tiempo hay una necesidad dramática de inversiones para llevar a cabo una transformación del sistema eléctrico", afirmó.

En este sentido, consideró necesario "pensar cómo asignar de forma más eficiente los recursos en el mercado energético" y desarrollar infraestructuras "con costes asequibles".

EP

shadow