Iberdrola Renovables encarga a Siemens los aerogeneradores para el parque de West of Duddon Sands

Imagen de energelia

West Of Duddon Sands, el primer proyecto eólico marino que Iberdrola Renovables pondrá en marcha, contará con una potencia de 389 MW y entrará en funcionamiento en 2014. Iberdrola Renovables a día de hoy ya supera los 10.000 MW

Iberdrola Renovables, a través de su filial ScottishPower Renewables, y la empresa danesa Dong han encargado a Siemens el suministro de los aerogeneradores del parque eólico marino (offshore) de West Of Duddon Sands, que ambas promueven al 50% en Reino Unido y cuya entrada en funcionamiento está prevista para el año 2014.

El contrato firmado con la compañía alemana asciende a cerca de 700 millones de euros y, en el caso de Iberdrola Renovables, se trata del mayor acuerdo de compra de aerogeneradores para un parque eólico de su historia y la primera incursión que hace en el negocio de la energía offshore.

Según los términos del citado contrato, Siemens se ocupará del diseño y transporte hasta el puerto de Belfast y la instalación y puesta en marcha en el mar de 108 aerogeneradores de 3,6 megavatios (MW) de potencia y 80 metros de altura. Siemens se compromete a dar mantenimiento a las turbinas durante cinco años en virtud de otro contrato valorado en unos 36,6 millones de euros.

West Of Duddon Sands contará con una potencia de 389 megavatios (MW), suficiente para atender el consumo de energía eléctrica de 300.000 hogares británicos, por lo que será una de las instalaciones offshore más grandes del mundo cuando se ponga en servicio. Se tratará de la primera vez que Iberdrola Renovables instala aerogeneradores de más de 3 MW de potencia en un parque eólico, lo que supone un gran salto tecnológico para la Empresa.

La puesta en marcha de esta infraestructura renovable va a requerir una inversión total de 1.600 millones de libras, que serán aportados a partes iguales por Iberdrola Renovables y Dong. La instalación estará ubicada a 14 kilómetros al suroeste de la costa de Barrow-in-Furness, en Inglaterra.

Las dos empresas ya han finalizado el diseño completo del proyecto, que incluye, además del citado encargo a Siemens, la planificación de todas las conexiones eléctricas del parque, formadas por el cableado submarino y la subestación transformadora necesarios para llevar la energía a la red terrestre nacional.
El montaje se realizará, en buena medida, en el puerto de Belfast y las operaciones se llevarán a cabo desde el puerto de Barrow. Para la construcción del citado parque se contará con dos buques, especialmente diseñados para este tipo de infraestructuras, dado que permiten realizar los trabajos en condiciones meteorológicas extremas.

La construcción de esta instalación offshore se estima que generará unos 500 empleos, a los que habrá que sumar en un futuro otros tantos necesarios para las labores de operación y mantenimiento. Está previsto que los trabajos se inicien el próximo año, con las conexiones eléctricas, mientras que en 2013 se procederá a instalar los aerogeneradores.

Reino Unido, centro de operaciones ‘offshore'
Con West of Duddon Sands, el primer proyecto de energía eólica marina de Iberdrola Renovables, arranca una de las apuestas más importantes de la historia de la Compañía, que persigue liderar el futuro desarrollo de esta tecnología, considerada como la segunda revolución de las energías renovables.

Para lograr este objetivo, la Empresa ha creado una Dirección de Negocio Offshore, con sede en Escocia, que impulsará la paulatina puesta en marcha de las instalaciones eólicas marinas de su cartera de proyectos, que ya suma más de 10.000 MW en todo el mundo a día de hoy.

De entre éstos destaca el de East Anglia Array, que va a desarrollar en aguas inglesas junto a la sueca Vattenfall y que es uno de los complejos eólicos offshore más grandes del mundo, con una capacidad de 7.200 MW. Este proyecto recibió a finales del pasado año el permiso de National Grid, el operador del sistema británico, para conectarse a la red eléctrica terrestre, lo que supuso la mayor autorización de conexión recibida jamás por el Grupo Iberdrola.

Esta iniciativa se suma a otras en Alemania, España y Reino Unido que suman 2.500 MW adicionales, de entre las que cabe resaltar las de Wikinger, un parque situado en aguas alemanas del mar Báltico y que contará con una potencia de 400 MW, y Argyll Array, en Reino Unido, una instalación offshore cuya capacidad potencial oscila entre los 500 MW y los 1.800 MW.

Iberdrola Renovables

shadow