El fondo de la deuda eléctrica reinicia casi ocho meses después las emisiones del déficit de tarifa

Imagen de energelia

Iberdrola se muestra "convencida" del compromiso del Gobierno con las titulizaciones.

El Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE) ha reiniciado las emisiones de la deuda del sector eléctrico al colocar un bono por 122 millones de euros entre inversores privados, anunciaron los directivos de Iberdrola durante el día del inversor celebrado en Londres para presentar el nuevo plan estratégico.

"Ayer se hizo la primera colocación privada, que continuará en los próximos días y semanas", señaló el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, antes de indicar que Iberdrola se encuentra "en contacto" con las administraciones y confía en su compromiso con las titulizaciones.

Las nuevas titulizaciones se realizan casi ocho meses después de la última de estas colocaciones, realizada en marzo, y menos de un mes después de que el comité de seguimiento del FADE validara la cesión a esta entidad de otros 7.000 millones de euros del déficit de tarifa, con vistas a su posterior colocación en los mercados de deuda.

El director financiero de la eléctrica, José Sainz Armada, explicó que Iberdrola mantuvo ayer una reunión "con el Tesoro" en la que se confirmó la colocación de 122 millones de euros y en la que se les informó de que "en los próximos meses" habrá más colocaciones. "Estamos convencidos del compromiso del Gobierno con las titulizaciones de los 7.000 millones transferidos" por las eléctricas, señaló.

De este importe, 2.450 millones corresponden a Iberdrola, que confía en las titulizaciones del déficit de tarifa para recortar en 6.000 millones de euros su deuda hasta 2014. La legislación actual establece que, una vez transferidos los derechos de cobro al FADE, las colocaciones deben realizarse en un periodo máximo de doce meses.

Este nuevo traslado de deuda eléctrica de los balances de las empresas al fondo de titulización elevará de 13.885 millones a 20.885 millones el importe del déficit de tarifa que las cinco principales compañías del sector han dejado de financiar en sus balances, lo que rebajará la presión de las agencias de calificación crediticia sobre sus respectivos 'rating'.

Por otro lado, Iberdrola calcula que el déficit de tarifa hasta septiembre de 2012 se encuentra ligeramente por debajo de los 3.000 millones de euros, lo que supone un descenso con respecto a los 3.611 millones hasta agosto, si bien esta cifra aún está muy por encima de los 1.500 millones de tope legal para el ejercicio.

Los consumidores de luz son los que deben pagar la deuda eléctrica, generada porque los ingresos vía tarifa son inferiores a los costes reales. Hasta ahora, las eléctricas financiaban esta deuda al Euríbor más un pequeño diferencial, pero con las colocaciones los tipos de interés han llegado a alcanzar niveles del 6%.

Europa Press

shadow