Consumo de Madrid recibe 14.000 reclamaciones relacionadas con la facturación de la luz en tres años

Imagen de energelia

La Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid ha registrado más de 14.000 reclamaciones y atendido más de 20.000 consultas relacionadas con la facturación y el sistema de estimación del consumo de la luz en los tres últimos años, según ha informado el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, González ha explicado que la Comunidad de Madrid ha recibido "con satisfacción" la decisión del Ministerio de Industria de volver al sistema de facturación bimestral de las compañías eléctricas con lectura real, no estimada.

Así, ha señalado que el Ejecutivo madrileño se felicita por esta decisión pues se acaba "con un sistema que propiciaba situaciones de vulneración de los derechos de los consumidores" y ha recordado que la Comunidad de Madrid desde el primer momento se opuso a este sistema de facturación.

González ha explicado que, en concreto, las reclamaciones relacionadas con este sector aumentaron un 1.263 por ciento en 2009, coincidiendo con el cambio de normativa impulsado por el anterior Gobierno socialista, además de "innumerables consultas" que sobre este asunto han realizado los ciudadanos a la Dirección General de Consumo y que han sido resueltas a través de correo electrónico y telefónicamente.


En enero de 2009, la Comunidad de Madrid ya abrió un expediente informativo para investigar las causas del aumento de reclamaciones, que derivó posteriormente en tres expedientes sancionadores, abiertos en marzo de 2011.

Por otra parte, durante todos estos años, la Dirección General de Consumo ha mantenido numerosas reuniones con las distintas empresas del sector con el fin de conseguir que la factura sea más clara, ya que los términos de facturación resultan incomprensibles para la gran mayoría de consumidores.

Tras la incoación de los expedientes sancionadores y antes del anuncio del Gobierno sobre la próxima reforma normativa para evitar la estimación, las empresas habían manifestado a la Dirección General de Consumo su intención de facturar por consumos reales.

EP

shadow