Comunidad de Madrid pide a las eléctricas que informen mejor sobre el nuevo modelo de facturación

Imagen de energelia

Consumo ha recibido más de 16.000 reclamaciones sobre el sector desde 2009

La directora general de Consumo de la Comunidad de Madrid, Mar Pérez Merino, ha pedido este viernes a las principales compañías eléctricas que articulen un mecanismo de información "complementario, claro y preciso", aparte de la carta que están enviando a los consumidores para anunciar la entrada en vigor del nuevo procedimiento de lectura y facturación eléctrica.

Así lo ha manifestado Pérez Merino durante la reunión con los representantes de las eléctricas para analizar los efectos del Real Decreto 1718/2012, al considerar que las cartas informativas que reciben los consumidores "pueden dar lugar a confusión".

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, el Real Decreto establece que la factura de la electricidad se basará en lecturas reales y permitirá al consumidor acogerse a un sistema de facturación mensual, bimestral, o anual con regularización.

A esta modificación legislativa se une la que introduce el Real Decreto-Ley, de 1 de enero, que modifica la actualización de las retribuciones del sistema eléctrico.

Desde 2009, año de la entrada en vigor de la anterior legislación, la Dirección General de Consumo ha recibido más de 16.000 reclamaciones de consumidores relacionadas con el sector eléctrico, en su mayor parte (84,1 por ciento) por facturación incorrecta, gasto injustificado y problemas con los precios.

Aquella regulación estatal introdujo una serie de cambios y subidas de la energía eléctrica en varios conceptos que, "debido a su complejidad, confundían a muchos consumidores". La normativa instauró un sistema de facturación mensual pero basado en lectura de contadores bimestral, en la que se apreció una dificultad de comprensión de las facturas eléctricas.

La Dirección General de Consumo solicitó de forma reiterada al anterior gobierno de la Nación que modificara la legislación y determinara la obligación de hacer las facturas más claras, respetando el derecho de los consumidores a obtener una información suficiente y asequible sobre los conceptos que les estaban cobrando.

EP

Foto.- Christopher Lotito

shadow