CCOO asegura que la nueva fiscalidad eléctrica "hará huir a las empresas del país"

Imagen de energelia

La Federación de Industria de CCOO denuncia que la nueva fiscalidad eléctrica "hará huir a las empresas del país", al provocar subidas en el precio de la electricidad, y se pregunta si el objetivo del Gobierno es "poner el sector energético en manos de especuladores".

En un comunicado, la federación expresa su "indignación" por las medidas adoptadas en el sector eléctrico por el Ejecutivo para "recaudar dinero a cualquier precio, sin pararse a pensar en las consecuencias que acarrean estas decisiones".

Para el sindicato, las medidas supondrán "el cierre y huida de empresas y la pérdida de miles de puestos de trabajo en un sector que podría hacer de locomotora en el tejido industrial de España para salir de la crisis".

Tanto el nuevo impuesto a la producción de electricidad como el correspondiente a la energía nuclear están provocando que las eléctrica "se planteen el cierre o la paralización de algunas instalaciones de generación, incluidas algunas plantas nucleares", como es el caso de la central nuclear de Garoña.

La central, señala, se ve abocada al cierre porque "los impuestos sobre la manipulación de los residuos que se van a aprobar establecen una sobretasa que hace inviables las inversiones necesarias para la rentabilidad de la instalación", lo que provocará "un gran número de pérdidas de empleo de forma precipitada".

Para Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, E.ON o HC, la nueva fiscalidad "significa reducir las cuentas de resultados" a "casi cero y dar un frenazo absoluto a las inversiones en todos los departamentos del negocio en el país", asegura.

Como consecuencia, se producirá "la cancelación de miles de contratos con las empresas que trabajan para el sector eléctrico en el mantenimiento de redes, de centrales, en los suministros y en los múltiples servicios que hay subcontratados", afirma.

EP

shadow