El sistema energético podría ahorrar 16.500 millones hasta 2030 si apuesta por la I+D

Imagen de energelia

El sistema energético español podría lograr un ahorro en tecnología de cerca de 16.500 millones de euros hasta 2030 si apuesta por la I+D, según un informe de Economics for Energy.

Este informe, llamado 'Innovación en energía en España. Análisis y recomendaciones', ha sido elaborado por el Instituto de Investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia Comillas y el Belfer Center for Science and International Affairs de la Harvard Kennedy School.

Sobre la referencia del horizonte 2030, el informe indica que el máximo ahorro puede alcanzarse en la fotovoltaica, con un potencial recorte de los costes de 8.000 millones de euros, frente a los 4.500 millones de la tecnología de captura y secuestro del CO2.

Los biocombustibles y la solar alcanzan niveles cercanos a los 3.000 millones de euros para las estimaciones de máximo ahorro, mientras que las centrales de gas y la eólica presentan un potencial inferior, por debajo de los 1.000 millones.

El informe indica además que el ahorro alcanzado puede llegar a representar 70 veces la inversión, como es el caso de la energía solar térmica de concentración. La tecnología fotovoltaica y los biocombustibles pueden alcanzar también retornos muy significativos, de hasta 50 y 45 veces la inversión, respectivamente. Los retornos de la eólica rondan 14 veces la inversión.

El informe considera además que la modificación de las políticas públicas energéticas podría situar a España como líder de innovación en el sector a nivel mundial.

Por este motivo, Economics for Energy reclama un papel "más activo, completo y flexible de la administración pública para ganar competitividad", y asegura que España "tiene el potencial necesario para convertirse en líder en innovación energética a nivel mundial".

Para ello, es necesario que las políticas públicas se reactiven con medidas "más completas y flexibles", incluyendo "un seguimiento más exhaustivo de los proyectos subvencionados, incentivos a la I+D en la regulación del sector eléctrico, mecanismos de apoyo a los emprendedores innovadores en el sector y una agenda estratégica que priorice tecnologías por las que apostar de manera decidida".

EP

shadow