Falces, Premio a la Integración Rural de la Eólica 2015, centra hoy las actividades del Día Mundial del Viento

Imagen de energelia

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) se ha trasladado hoy a Falces (Navarra), municipio que ha recibido el IV Premio a la Integración de la Eólica 2015, para celebrar el Día Mundial del Viento. El presidente de AEE, José López-Tafall, ha destacado en su discurso que “es en sitios como Falces dónde uno entiende que, además de aportar energía limpia y no contaminante o de reducir la dependencia de los combustibles fósiles, la eólica tiene detrás historias de personas reales que la hacen más grande”.

Cerró el acto el Director General de Industria, Energía e Innovación del Gobierno de Navarra, Iñaki Morcillo: “Este premio es una muestra más del reconocimiento no sólo a Falces, sino a todas las personas que han formado parte del desarrollo de un sector estratégico para Navarra”.

El alcalde de Falces, Valentín García, agradeció el premio a AEE y destacó que los ingresos procedentes de la eólica –que suponen un tercio del presupuesto general del Ayuntamiento– se han invertido en el desarrollo de actuaciones de interés comunitario que han mejorado la calidad de vida de los vecinos. El Ayuntamiento reinvierte los beneficios en el pueblo, lo que ha servido para dotarlo de nueva vida y nuevos empleos. García se mostró orgulloso de que "Falces sea el primer pueblo de Navarra y el cuarto de España que recibe este premio".

José Arrieta, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Acciona Energía, empresa promotora de los parques eólicos de Falces, ha destacado que la localidad "es un ejemplo de lo que ha deparado la eólica a nuestro pais".

En el acto se proyectó el vídeo que AEE ha dedicado al municipio de Falces, que constituye el premio en sí mismo, en el que han participado muchos de sus vecinos.

El municipio de Falces, con una larga historia que se remonta al siglo I y 2.443 habitantes cuenta con 106,5 MW eólicos (68 aerogeneradores) repartidos en tres parques gestionados por Acciona. Además, tiene dos subestaciones eléctricas para evacuar la energía producida –una de ellas alojada en un edificio construido en piedra y adobe acorde con la arquitectura tradicional de la zona–. Navarra tiene un total de 1.003,92 MW de potencia eólica instalada, de modo que Falces representa el 10,5% de la eólica de la comunidad.

Durante la construcción de los tres parques eólicos, se generaron 265 empleos directos y 70 indirectos. En la actualidad, la operación y el mantenimiento de estos parques da empleo a una veintena de vecinos de la zona. Navarra, comunidad que inició su desarrollo eólico en 1994, cuenta con más de 5.000 personas que trabajan en el sector de las energías renovables.

Hoy, la energía eólica en Navarra cubre el 55% de la demanda eléctrica. En la actualidad hay 15 fábricas en la comunidad foral que realizan todo tipo de servicios relacionados con la industria eólica, tales como el ensamblaje de nacelles, la fabricación de palas, torres y componentes, y el mantenimiento.

shadow