Más cerca de las renovables con Isofotón, Siliken y Trina Solar

Imagen de energelia

Iniciamos nuestra sección de Entrevistas conociendo un poco más la evolución, expectativas de futuro, opinión sobre el mercado de las renovables…, de los representantes de tres importantes empresas del sector solar:

isofoton-ernesto-macias-mini.jpg

Ernesto Macías

Director general de Comunicación y Relaciones Externas de Isofotón.

Rafael-Diranzo-Siliken-mini.jpg

Rafael Diranzo

Director de Comunicación de Siliken.

Arturo-Herrero-Trina-Solar-mini.jpg

Arturo Herrero

Vicepresidente, Marketing y Ventas de Trina Solar.

 

Les hemos formulado las mismas diez preguntas...

 

Por Eloísa López.

 

  1. ¿Cuántos años lleva la compañía operando en el sector solar y cuál ha sido su evolución?

Isofotón: Llevamos 27 años, y la evolución ha sido muy lenta en los primeros 20 años y muy rápida en los últimos siete. Hemos estado concentrados en el negocio de la exportación durante los primeros 25 y en los dos últimos un poco más centrados en el mercado nacional, pero nuestro negocio de exportación sigue siendo muy importante.

 

Siliken: Siliken nació en 2001 y, en sólo seis años, ha logrado una significativa cuota de venta en el mercado fotovoltaico español (más de 70 MW de energía solar fotovoltaica instalados, lo que equivale a 137GW-h). En la actualidad, se encuentra inmersa en un proceso de expansión nacional e internacional, al tiempo que prepara la integración vertical de todo el proceso productivo de energía solar fotovoltaica para fabricar silicio de grado electrónico, obleas y células fotovoltaicas. Asimismo, está realizando importantes esfuerzos para diversificar su actividad y apostar también por otras fuentes de energías renovables.

 

Trina Solar: Trina Solar nació en 1997 como centro de investigación en energía solar fotovoltaica. Tras esa primera fase de investigación y la creación del Trina Solar Research Center, se produjo una segunda fase de práctica mediante la proyección e instalación de 39 sistemas fotovoltaicos en el Tíbet. Y ya más recientemente, se ha producido una tercera fase clave para la compañía en la que su internacionalización y posterior salida a Bolsa han constituido dos hitos fundamentales. Desde entonces, la evolución ha sido espectacular, con potencias instaladas crecientes desde los 75 MW, en 2006; los 150 MW, a finales de 2007; y los 350 MW, previstos para finales de 2008; y cifras de negocio de más de 420 millones de euros en 2007 y expectativas de casi triplicarla para 2008.

 

  1. ¿Hay mercado (en España y en el exterior) para crecer mucho más?

Isofotón: El mercado a nivel mundial va a crecer mucho más, seguro. Alemania es líder y lo va a seguir siendo, pero países como EE. UU., Corea, España, Italia y todo lo que es el mercado de los países no electrificados van a seguir siendo un gran terreno para la fotovoltaica. En España vamos a tener en los próximos años un crecimiento moderado pero crecimiento, tiene que haber una consolidación del mercado en terrenos cualitativos, no sólo cuantitativos.

 

Siliken: Por supuesto que sí. El mercado español es, tras Alemania, el segundo mercado europeo por potencia fotovoltaica instalada. Reúne unas condiciones meteorológicas envidiables y además se ha beneficiado de una buena prima durante los últimos años, lo que ha permitido un rápido desarrollo. No obstante, al llegarse en septiembre al objetivo del real decreto anterior, existe en la actualidad una situación de incertidumbre que está afectando al mercado y que, de no resolverse con un nuevo decreto más ambicioso en su objetivo, podría paralizar un mercado que mueve ya más de 25.000 empleos directos.

   En el exterior, EE. UU., Italia, Francia y Corea del Sur son los mercados emergentes que pueden tener un mayor crecimiento en los próximos años, reúnen buenas condiciones de radiación y legislaciones que priman la venta de electricidad en la conexión a red.

   Dentro de nuestra estrategia de expansión, estamos abordando la apertura de filiales en San Diego (California), Toulouse (Francia) e Italia. El mercado español puede dar mucho más de sí, pero también apostamos por la entrada en nuevos mercados emergentes.

 

Trina Solar: Desde luego que sí. Un eje fundamental en la estrategia empresarial de Trina Solar para seguir creciendo es el cierre de acuerdos de largo plazo, tanto en mercados consolidados como en mercados emergentes. Además de reforzar nuestra presencia en Alemania, España, Benelux o Italia, nos centraremos en introducir nuestros productos penetrando inteligentemente en mercados de gran potencial en un futuro próximo, como EE. UU., Francia, Corea o Grecia, durante los próximos 3 años, y, por supuesto, en China, como futuro consumidor, en los próximos 5 o 6 años.

 

  1. ¿Qué necesita más el sector de la energía solar: diversificación o especialización?

Isofotón: El mercado va a crecer en función de la legislación. Hasta ahora en España la legislación se ha desarrollado, en líneas generales, incentivando a grandes inversores, lo que ha generado grandes plantas, porque hay unos trámites administrativos muy complejos. Cuando cambie el marco regulador y haya una escena más diversificada, será mucho mejor para toda la industria.

 

Siliken: Creo que la combinación de ambas es la receta más válida. Diversificación para poder integrarnos verticalmente en el proceso productivo o para estar presentes en otros mercados; y especialización para que cada producto mejore constantemente su calidad.

 

Trina Solar: Nos encontramos en un sector de tendencia decreciente en cuanto a precios a medida que se reducen las subvenciones por parte de los países y nos aproximamos año tras año al momento en que se alcance la paridad con el precio de otras energías convencionales, por ello, la especialización es fundamental para una óptima reducción de costes, centrada básicamente en tres líneas de acción: la mejora en conocimiento tecnológico (a fin de incrementar la eficiencia del proceso productivo y del producto), la curva de experiencia para mejorar la gestión productiva y, desde luego, las economías de escala, ya que a mayor volumen, menores costes unitarios.

   Para Trina Solar es una gran ventaja poder contar con el know-how y especialización en cada fase de la cadena de valor. El control completo del proceso, y no solo la especialización, conlleva muchas sinergias y, de nuevo, una clara reducción de costes, ya que los márgenes de cada etapa productiva quedan en la empresa. Y podemos, por tanto, ser más competitivos.

 

 

  1. ¿Son suficientes y correctas la regulación y la labor de sensibilización respecto a las renovables que están llevando a cabo el Gobierno?

Isofotón: Nunca es suficiente. El Gobierno ha tenido que rectificar, porque estaba favoreciendo a las plantas grandes y ahora está favoreciendo a la participación ciudadana. Pero todavía hay muchas barreras para que los propios ciudadanos puedan tener en su casa una instalación de éstas. Aunque estoy convencido de que en los próximos meses vamos a vivir una corriente que facilite el acceso a la energía solar fotovoltaica a muchos más ciudadanos y pequeñas empresas. Hay una base real de preocupación por parte de los ciudadanos españoles, como acabamos de ver en el informe de cambio climático del BBVA, no solamente una preocupación sino una disposición a colaborar en la lucha contra el cambio climático.

 

Siliken: La regulación ha sido correcta en cuanto a la prima, pero no en cuanto al objetivo, estaba previsto alcanzarlo en 2010 y se ha conseguido prácticamente en 2006. Con respecto a la sensibilización, observamos mucho desconocimiento por parte de la gente de a pie, que ignora, por ejemplo, que las cubiertas industriales pueden suponer una fuente extra de ingresos mientras producen electricidad donde más se necesita y a las horas de mayor demanda.

 

Trina Solar: La sociedad española sí es consciente de la importancia del uso de las energías renovables para tener una menor dependencia de fuentes de energías fósiles y para que nuestro país sea capaz de reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Con todo, el Gobierno no debe abandonar las campañas de sensibilización social y debe fomentar temas como el reciclaje y el ahorro energético entre los ciudadanos.

   En cuanto a la regulación, considero que el Ejecutivo debe adoptar una posición de mayor compromiso que tenga como resultado una política estable de apoyo al fomento de las renovables y, en particular, a la energía fotovoltaica.

 

  1. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha reabierto la Mesa de Trabajo conjunta sobre la propuesta de real decreto para la fotovoltaica poco después de que ASIF y APPA declararan que la dilación de un nuevo marco regulatorio "está afectando gravemente a las empresas y al futuro del sector". ¿Cuál es su opinión sobre esta situación y sobre dicha propuesta de real decreto?

Isofotón: El sector solar no es algo homogéneo, lamentablemente no coincidimos al cien por cien. Para Isofotón, el decreto debería: a) eliminar las barreras administrativas, creando una ventanilla única; b) favorecer las instalaciones domésticas (conectadas a tu propia casa o empresa); c) incentivar las tecnologías de nuevo desarrollo; d) y para las empresas grandes, establecer una tarifa que permita su desarrollo pero impidiendo que se genere un mercado especulativo (como el que se ha dado en España) que no beneficia nada a la tecnología. En definitiva, el mercado no es el fin, el mercado es el medio.

 

Siliken: Como decía antes, cuanto más tarde en conocerse la retribución de las instalaciones fotovoltaicas a partir de septiembre de 2008, mayor va a ser la incertidumbre y tanto la financiación como las inversiones van a reducirse todavía más. Los inversores no quieren poner su dinero en algo cuya rentabilidad no está clara, y los bancos, a su vez, no quieren dar financiación para proyectos cuya amortización se desconoce. Todo ello afecta a las empresas instaladoras, a los productores, a los promotores... en definitiva, a todo el mercado fotovoltaico.

   La nueva propuesta del Gobierno prevé un objetivo de potencia que estamos convencidos se alcanzará de nuevo mucho antes de lo previsto. Nos gustaría que no hubiera un límite y que, al igual que en Alemania, se propusiera una reducción de tarifa de un 5% anual, lo que daría tiempo a la industria, por medio de la investigación, a ir reduciendo los costes de los productos para que los equipos fueran bajando de precio, y a los instaladores a bajar algo sus márgenes.

 

Trina Solar: Coincido con ASIF y APPA: esta situación de incertidumbre está frenando el desarrollo de la fotovoltaica y puede tener efectos muy negativos a medio y largo plazo para el desarrollo de la industria fotovoltaica en España y Europa. Espero que la Mesa de Trabajo sirva para llegar a un acuerdo beneficioso para todas las partes implicadas, que ofrezca un marco regulatorio estable y una tarifa adecuada para el desarrollo de la fotovoltaica en España, no sólo en los próximos meses sino también en el medio y largo plazo.

   Desde que se alcanzó en 2007 el límite de los 400 MW instalados previstos en el actual real decreto (todavía en vigor y con fecha de defunción de 29 de septiembre de este año), todo son especulaciones y dudas que llevan a una paralización de las inversiones futuras.

Además, el borrador del nuevo real decreto presentado, con un recorte enorme en la prima de subvención de conexión a red y un límite de tan solo 1.200 MW, supone un importante revés a las inversiones y al atractivo de una industria que mueve mas de 25.000 empleos directos e indirectos, e inversiones de más de 15.000 millones de euros.

 

  1. La UE, con su plan europeo para luchar contra el cambio climático y fomentar las renovables, ha determinado unos objetivos claros sobre energías limpias y emisión de gases de efecto invernadero para 2020: el 20% de la energía total consumida por los Veintisiete deberá proceder de las renovables y reducir en un 20% respecto a 1990 las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Considera factibles estos objetivos o quizá el coste de la reducción de las emisiones pueda restar competitividad a las empresas sitas en el espacio de la UE? ¿Cómo los afronta la compañía?

Isofotón: El plan europeo es factible e insuficiente, tiene que ser más agresivo. Creo que las energéticas todavía no son conscientes de la gravedad de la situación en cuanto al cambio climático, que la reducción de emisiones tiene que ser muchísimo más radical y que la colaboración de las renovables puede ser superior. Se está despreciando absolutamente en España el plan de energía solar térmica a baja temperatura, que podría ahorrar millones de toneladas de CO2, no sé por qué extraña razón, aunque se han hecho esfuerzos con el CTE. El problema es que en el modelo energético actual hay una serie de lobbies que están empeñados en tratar todos los procesos de cambio. Hay cosas que podríamos hacer, en el corto plazo más caras, que en el largo plazo van a ser mucho más baratas. La energía siempre está en el punto de mira de los políticos y de los economicistas, sin embargo sobre otras enormes inversiones, como las infraestructuras o los servicios sanitarios, no se habla si son caras o son baratas. Nadie pone pegas a las grandes infraestructuras de alta velocidad, pero con el tema de la energía siempre se está diciendo que va a dañar a la economía. Yo creo que eso es una grave falacia.

   Los objetivos de la UE no van a propiciar la deslocalización de empresas por la pérdida de competitividad, este fenómeno ya está pasando, no es una novedad. No creo que vaya a ser realmente un problema. El problema en el tema de la energía, concretamente en la solar, es simplemente que los mecanismos de incentivo tienen que favorecer el desarrollo industrial y tecnológico de los países que lo promueven, lo que no pueden es estar beneficiando a fabricantes que están fabricando en países que, entre otras cosas, no respetan las medidas medioambientales o los derechos humanos o los laborales, es un contrasentido.

 

Siliken: Nosotros creemos firmemente en el enorme potencial que tienen las energías renovables, y más aún en un país como el nuestro. Conseguir que en 2020 el 20% de la energía de nuestro país proceda de fuentes renovables es algo completamente factible. Lo único que se necesita es cierta voluntad política que deje desarrollarse al mercado, y una labor de concienciación social para que la gente comprenda que invertir en renovables es una apuesta segura, que fomenta el desarrollo sostenible, que contribuye a reducir las emisiones de CO2, a ser más autosuficientes energéticamente, y que, además, es rentable.

En cuanto a las emisiones de CO2, España tendría que cambiar muchos hábitos actuales para que en 2020 se hayan reducido las emisiones de CO2 en un 20%, pues la tendencia actual es de aumento. Una decidida apuesta por las energías renovables, el fomento del transporte público, el ahorro energético y una fiscalidad que beneficie a quienes más contribuyan al beneficio medioambiental y que penalice al que más contamine, podrían ser políticas que contribuyan a este cambio de tendencia, aunque lo veo más difícil en la actualidad.

 

Trina Solar: Alcanzar estos objetivos será posible sólo si los Gobiernos europeos hacen una apuesta clara y de largo recorrido para el fomento de las energías renovables a través de una regulación estable que no genere incertidumbre y mantenga el sistema de primas (feed-in tariff), que la experiencia alemana ha demostrado como el más efectivo para el desarrollo de las renovables.

   En la mayor parte de Europa, está previsto alcanzar la paridad con otras energías convencionales (grid parity) en los próximos 5-7 años, lo que quiere decir que generar y consumir energía de origen renovable no supondrá un coste añadido para las empresas europeas ni restará su competitividad; al contrario, se utilizarán recursos ilimitados como es la energía del sol, contribuyendo de forma significativa a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

   Trina Solar aumentará su capacidad instalada, y doblará su producción cada año, dentro del plan estratégico de los próximos 5 años, para poder dar respuesta a la demanda del mercado mundial, y especialmente europeo. Además, reduciremos nuestros costes de forma progresiva para poder ofrecer energía fotovoltaica al alcance de todos.

 

 

  1. ¿Qué importancia da la compañía a la I+D+i? ¿En qué área se siente puntera?

Isofotón: Nosotros somos punteros en la propia actividad del día a día, digamos que en la tecnología tradicional, y además somos absolutamente punteros en la tecnología de alta concentración fotovoltaica con la tecnología de arseniuro de galio, en ese campo somos un referente mundial. Isofotón invierte el 7% de su facturación en I+D+i, nuestra competitividad se basa en tener buenos investigadores.

 

Siliken: Uno de los principales valores de Siliken es el know-how propio, que, en definitiva, lo han ido aportando las personas que componen la organización. Desde sus inicios, ha dedicado gran parte de sus esfuerzos a la innovación y a actividades de I+D, fundamentales para el desarrollo y la evolución de la compañía y para lograr estándares de calidad altos. La empresa cuenta con más de 70 titulados superiores contratados y mantienen convenios de colaboración en investigación con varias universidades. Actualmente, la investigación se centra en grandes áreas de trabajo: tecnologías de fabricación de polisilicio, lingotes, obleas, células y módulos; tecnología del hidrógeno como sistema de almacenamiento de energía; productos relacionados con instalaciones fotovoltaicas; seguidores solares y monitorizadores de huertos fotovoltaicos; electrónica de potencia y energía eólica.

 

Trina Solar: La compañía posee una profunda cultura de la tecnología y la innovación. Su equipo fundador, formado por científicos e investigadores, se centró en desarrollar habilidades de integración de sistemas solares innovadores. Estos profesionales contribuyeron además al desarrollo del sector solar fotovoltaico en China, electrificando vastas zonas rurales del interior del país donde no llegaba la electricidad. El objetivo de Trina Solar era crear un equipo altamente capacitado tecnológicamente, lo que nos ha permitido aplicar rápidamente mejoras tecnológicas e incrementar con rapidez el valor añadido de nuestros productos al mercado. Nuestra empresa ha obtenido diversas certificaciones internacionales y continuamos mejorando nuestros productos con tecnología de probada calidad.

   Una parte muy importante de nuestros ingresos anuales los destinamos a I+D. Estos esfuerzos se centran principalmente en tres importantes líneas de acción: 1) la reducción del consumo de polisilicio, haciendo más rentable cada fase del proceso, reduciendo roturas e incrementando el output; 2) el incremento en la eficiencia de la células y módulos solares, y 3) la mejora del producto para adaptarlo a la demanda del mercado, desarrollando células de mayor tamaño, módulos de mayor potencia y tecnología multicristalina además de monocristalina.

 

  1. El parón que está empezando a registrar el sector de la construcción puede incidir de modo relevante en las cifras de paro en España, ¿será el sector de las renovables uno de los que más empleo genere en el futuro o la inversión en capital humano más importante en el sector ya ha sido realizada?

Isofotón: De hecho lo está generando ya. Nosotros hemos pasado de ser hace cuatro años apenas 300 empleados a los casi mil empleados en España que somos ahora, a pesar de que el crecimiento del empleo en una actividad fabril no es el mismo que el que se genera con el material que nosotros fabricamos en el mundo de la instalación y del mantenimiento. Nosotros tenemos procesos de fabricación más automatizados. Esto es una cadena, la energía solar no sólo genera empleo en la fabricación, que es lo que somos nosotros, sino que genera empleo en ingeniería, en instalaciones, en estructuras, en mantenimiento, en el ámbito de la electrónica... Es una tecnología que por cada megavatio genera alrededor de diez empleos más que la energía nuclear o que la energía del carbón.

 

Siliken: Como ya he dicho antes, la industria fotovoltaica genera más de 25.000 empleos directos. Y, sin lugar a dudas, hay pocas industrias que en los últimos años estén generando tanto empleo como la fotovoltaica. Además, los proyectos de crecimiento de la mayoría de industrias requieren de importantes recursos en capital humano, por lo que auguro que este mercado va a seguir creando nuevos puestos de trabajo y arrastrando a su vez a otros sectores que requieren también de mano de obra.

 

Trina Solar: Si las políticas nacional y europea dan alas al sector para que siga creciendo y desarrollándose, sin duda el sector de las renovables se convertirá en una importante fuente de empleo. Por ejemplo, en Alemania, la fotovoltaica ha generado más de 40.000 empleos. Si a esto se añaden las cifras de otras renovables de mayor tamaño, como la eólica, se puede observar la capacidad de generación de empleo que puede llegar a alcanzar este sector.

   En mi opinión, y siendo esperanzador con las modificaciones que esperamos en el nuevo real decreto, las renovables en España seguirán creando e incrementando exponencialmente puestos de trabajo en los próximos años, ya que van a tener un papel cada vez más importante, no sólo en la economía española, sino también en la del resto de países europeos, en un escenario de mayor sensibilización por las energías alternativas y de creciente preocupación por la dependencia y crecimiento del precio del petróleo.

 

 

  1. Escuchamos de continuo promesas políticas con vistas a las elecciones del próximo 9 de marzo. ¿Cuál es la promesa que querría escuchar la compañía?

Isofotón: Que se cumplan las promesas de que se va a favorecer el desarrollo de las renovables, concretamente de la energía solar, pero que eso se traduzca en una simplificación de los procesos administrativos de verdad, y que realmente el Estado promueva que los ciudadanos puedan contribuir a la generación de electricidad y al ahorro a través de la aplicación directa de la energía solar en sus propios domicilios, que es la gran ventaja que tiene esta energía. Con la eólica, por ejemplo, uno no se puede poner un aerogenerador en su casa. Lo único que impide el acceso de los ciudadanos a las instalaciones fotovoltaicas en sus casas es que de una vez por todas se simplifiquen los trámites administrativos.

 

Siliken: Que no va a haber un límite en cuanto a potencia instalada y que se va a permitir a la industria fotovoltaica reducir sus costes hasta que la energía fotovoltaica sea competitiva sin primas, por sí misma. La apuesta por las renovables ha de ser un compromiso real que permita a España aprovechar realmente sus recursos naturales renovables y equilibrar su balanza energética.

 

Trina Solar: A nuestra compañía, y estoy convencido de que al resto del sector también, le gustaría no escuchar promesas, sino ver una clara apuesta por parte del Gobierno, con continuidad en el largo plazo, por las energías renovables y, en especial, por la fotovoltaica, con un marco de regulación estable que dé confianza, mantenga el atractivo de las inversiones con un sistema de primas favorable y elimine el modelo actual de límite de potencia instalada. En definitiva, un marco regulatorio que permita a la fotovoltaica seguir creciendo en nuestro país.

 

  1. Desde Isofotón/Siliken/Trina Solar queremos/deseamos/esperamos/destacamos/luchamos...

Isofotón: Lo más importante es transmitir que la energía solar es la energía de más accesibilidad, que no hay otra energía con la que los ciudadanos, las pequeñas empresas..., se puedan comprometer más. Prácticamente cualquiera, de una forma o de otra, puede tener una instalación de 5 KW en su comunidad de propietarios, en su casa del pueblo, participar en una huerta solar... Esto es lo que realmente el Gobierno tiene que facilitar a través de una prima que sea incentivadora, pero no para favorecer una especulación, un enriquecimiento, o para que sea esto un producto financiero, que es lo que ha sido en el último año. Esto es una vía que tenemos hoy en día para poder contribuir, y sabiendo además que es una tecnología que va a necesitar subvenciones como mucho, como mucho, ocho o diez años más; a partir de ese momento se acabó. Hay tecnologías convencionales, como el carbón o la nuclear, que han recibido subvenciones toda la vida. Y esta falacia del coste de las renovables hay que intentar eliminarla. El Gobierno, una de las cosas que tendría que hacer, aunque pueda ser políticamente poco apetecible, es liberar realmente las tarifas eléctricas y que cada ciudadano pague en función de su necesidad, y no tener una electricidad subvencionada que lo que hace es parecer que la producción de energía renovable es mucho más cara que la convencional cuando realmente no es esto lo cierto. Es cierto pero no es al extremo que se cuenta.

 

Siliken: Desde Siliken queremos crecer, innovar y seguir siendo rentables, todo ello en el marco del desarrollo sostenible, usando los recursos para mejorar la calidad de vida y la calidad ambiental. Deseamos contribuir al relevo paulatino de los combustibles fósiles por fuentes de energía renovables y suministrar energías renovables eficientes y asequibles para todos. Luchamos por ser más competitivos y poder ofrecer mejores productos que permitan reducir la dependencia energética exterior y aprovechar los abundantes recursos naturales para producir energía de una manera limpia.

 

Trina Solar: Desde Trina Solar deseamos un feliz resultado en este largo debate, y por nuestra parte nos comprometemos a seguir luchando para conseguir que, en un futuro no lejano, el precio de la energía solar sea equiparable al de las energías convencionales y poder así extender el uso de la energía solar al conjunto de la sociedad.

shadow