Entrevista a Benito Montiel

Imagen de energelia

En la toma de posesión de su cargo como director general de Industria y Energía de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM), el 3 de octubre de 2005, Benito Montiel afirmó que el gran reto de la región era conseguir que las energías renovables contribuyeran no sólo a garantizar el suministro sino a crear más empresas y empleo, crecer en sostenibilidad y apoyar el desarrollo rural. El pasado miércoles nos concedió una entrevista telefónica, con la que pretendemos conocer un poco más su gestión en una comunidad con un importante desarrollo de la energía eléctrica en régimen especial. Montiel es también presidente de la Agencia de Energía de Castilla-La Mancha (AGECAM).

 

Por Eloísa López.

 

Son muchas las empresas del sector de las renovables que están situando sus fábricas en la región castellanomanchega. Ejemplo de ello es la fábrica de módulos solares que está construyendo BP Solar en Puertollano, calificada por la compañía como la “más grande de Europa”. ¿Incentiva de algún modo el Gobierno regional el emplazamiento de empresas en su comunidad?

 

Los incentivos económicos a las empresas del sector para la fabricación de componentes son incentivos regionales similares a los de otras regiones que tienen las mismas condiciones que Castilla-La Mancha. Es cierto que Puertollano está dentro de los planes Miner y las subvenciones son algo mayores, pero también hay otras regiones en España afectadas por la transformación de la minería y del carbón que tienen este tipo de fondos y subvenciones. De todas formas, esto en Castilla-La Mancha solamente se da en Puertollano. Pero incluso antes de los planes Miner, las empresas se han ido situando en el territorio de Castilla-La Mancha: Gamesa, Acciona, Iberdrola, Siliken, Vestas… Lo que las atrae no es solamente la apuesta de la región por la fabricación de los componentes sino también por la generación de energías renovables. El hecho de que Castilla-La Mancha haya apostado por la generación de las renovables, siga creciendo y lidere las potencias instaladas en eólica y fotovoltaica, hace que sea una comunidad atractiva para invertir en generación y en fabricación.

 

Por tanto, las empresas se ven favorecidas por el acercamiento entre la fabricación de los componentes y su instalación.

 

Nosotros queremos una estrategia de acercamiento entre la producción y la fabricación para que, posteriormente, la fabricación conduzca a un desarrollo tecnológico y que ya sean centros de fabricación para el resto de España y del mundo. En principio, al crecer Castilla-La Mancha rápidamente en la generación de renovables, las empresas tienen ya una garantía de suministro, pero también eso está haciendo que poco a poco la exportación sea también una estrategia de las empresas de toda la región.

 

El importante número de infraestructuras para la generación de energías renovables instaladas en la región viene marcado en parte por sus condiciones climáticas, pero ¿qué papel juega la política energética de la JCCM?

 

Desde el punto de las condiciones climáticas y físicas, hay regiones similares a Castilla-La Mancha, pero los inversores han escogido nuestra comunidad porque, dándose esas circunstancias, el Gobierno ha apoyado y ha facilitado la tramitación, y sobre todo les ha generado una confianza para que apuesten por Castilla-La Mancha. {xtypo_quote_right}Las energías renovables no son una moda, sino una necesidad{/xtypo_quote_right}

   Cuando en Castilla-La Mancha le decimos a una empresa que su instalación se va a poder ejecutar y que va a poder generar energía renovable, tanto eólica, termosolar, fotovoltaica, como biomasa, siempre cumplimos nuestra palabra y lo hemos demostrado a lo largo de todos estos años. Por tanto, se genera un clima de confianza en los inversores con respecto al Gobierno regional que facilita la inversión. Y además los tiempos en los que se puede poder en marcha este tipo de proyectos, cumpliendo estrictamente la ley, son tiempos muy asumibles por parte de las empresas en sus planificaciones de inversión.

 

¿Se está refiriendo a los tiempos necesarios para tramitar estas instalaciones?

 

Sí. Hay regiones en las que tramitar un parque eólico puede tardar siete años y regiones como Castilla-La Mancha en las que puede tardar dos años y medio (desde que se inicia hasta que se pone en marcha). Desde el punto de vista económico, la diferencia pueden ser cuatro años de pérdidas para la empresa. Este tipo de cosas son las que han hecho que se apueste por Castilla-La Mancha.

 

Ustedes han anunciado un nuevo decreto sobre energía eólica. ¿Qué va a aportar?

 

Como la capacidad de las redes está sometida a una serie de condiciones técnicas, no solamente a voluntades políticas, y siempre tiene que estar en coordinación con Red Eléctrica {xtypo_quote_left}Seremos muy prácticos{/xtypo_quote_left}Española (REE), lo que vamos a intentar es agilizar y reducir los tiempos de tramitación administrativa y, sobre todo, seleccionar los territorios con viabilidad para los parques eólicos, principalmente desde el punto de vista de la compatibilidad ambiental. No queremos perder el tiempo en iniciar trámites de proyectos en los que la viabilidad ambiental sea prácticamente imposible. Por tanto, seremos muy prácticos, que es lo que las empresas siempre demandan a la Administración. El decreto lo tendremos visto a finales de mayo, para poderlo tramitar a principios de verano.

 

¿Están realizan un estudio especializado sobre el impacto ambiental de las instalaciones de energía eólica en la región?

 

Estamos haciendo un plan estratégico exclusivo de la eólica que llevará consigo todas las consultas ambientales necesarias, a fin de que contemple las zonas libres o preferentes para los parques eólicos teniendo en cuenta siempre las incompatibilidades medioambientales. De tal forma, al asignar una zona como prioritaria, además de las condiciones técnicas de acceso a las redes de transporte para la evacuación, estará solventada en gran medida toda la tramitación ambiental, y eso hará todo más sencillo. Nos gustaría tener todos los planes a finales de año.

 

El pasado 18 de octubre, durante la inauguración de una planta solar en Fuentealbilla, declaró usted que la JCCM tiene el compromiso de que en 2012 el 100% del consumo eléctrico de los castellanomanchegos provenga de las renovables.

 

Queremos ser capaces de generar tanta energía eléctrica procedente de las fuentes renovables como consumo eléctrico tengamos en 2012 en Castilla-La Mancha.

 

Entonces… ¿el objetivo de un 20% que ha marcado la UE para 2020?

 

En Castilla-La Mancha tenemos objetivos más ambiciosos en cuanto a las renovables porque llevamos más tiempo trabajando en ello. Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 35-36% de la energía eléctrica que se genera en el territorio de Castilla-La Mancha se exporta a otras regiones. Generamos mucha energía eléctrica más de la que somos capaces de consumir. Basamos nuestra estrategia en un mix energético pero dándole prioridad al desarrollo de las energías renovables.

 

¿Una comunidad líder?

 

Estaremos entre las tres o cuatro regiones de Europa que más energías renovables generan. En potencia instalada de energía eólica y fotovoltaica somos los primeros en España. Ahora{xtypo_quote_right}Queremos avanzar en termosolares{/xtypo_quote_right} mismo, como en la fotovoltaica está todo muy avanzado y tenemos aproximadamente unos 600 MW autorizados para comenzar a instalar, queremos avanzar en las termosolares. Es una nueva estrategia para nuestro territorio porque una parte de ellas son gestionables, lo cual estabiliza el sistema de transporte de energía y nos da posibilidades de crecimiento en esta tecnología. La primera planta termosolar se está construyendo en Puertollano, pero en los próximos meses se iniciarán cuatro o cinco plantas más.

 

Acaban de firmar un convenio para la promoción de centrales solares y termosolares…

 

Sí, hemos firmado un protocolo entre el Gobierno regional y diez grupos empresariales, los más importantes del país, para desarrollar proyectos de energía solar termoeléctrica en el territorio de Castilla-La Mancha. En principio hay 14 plantas en tramitación, distribuidas principalmente en las provincias de Toledo y Ciudad Real, porque es aquí donde tenemos información suficiente de la capacidad por parte de REE para que puedan tener evacuación en los próximos años. Quedan pendientes Cuenca, Guadalajara y Albacete, donde dependemos de que REE nos pase la información definitiva.

 

Muchas de las consultas que recibe el Teléfono de la Energía de AGECAM son realizadas por particulares en relación con las instalaciones solares. ¿Son sencillos los trámites en la región para instalar placas solares en tu propia casa?

 

Es muy sencillo. Se necesita un boletín de baja tensión (lo hace el instalador de la placa), se presenta en la delegación provincial y posteriormente se hace la inscripción en el régimen especial. Por la referencia que tenemos de las empresas que trabajan en todo el territorio español, Castilla-La Mancha es ágil en la tramitación administrativa.

 

Ya se ha iniciado la construcción en Puertollano del Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC), en diciembre de 2007 comenzó su andadura el Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías del Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNETHPC)…

 

Con ello el Gobierno regional pretende cerrar el círculo respecto a su estrategia de las renovables, que incluye: desarrollo tecnológico, investigación, fabricación de componentes y, por supuesto, generación de energías renovables.

 

También han firmado un convenio con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) a fin de impulsar políticas de ahorro y eficiencia energética en la región en 2008/2009.

 

Dentro de la Estrategia del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011, se van haciendo convenios específicos parciales. Se prima, por un lado, el ahorro y la eficiencia energética, en torno a 12 millones de euros, y, por otro, las energías renovables, con alrededor de 2 o 3 millones de euros. Este plan se empezó en 2005 con unos 300.000 euros y cada vez va teniendo más peso, incluye proyectos de alumbrado público de ahorro energético, auditorías energéticas, iniciativas para el ahorro energético en las tareas de cultivo, acciones vinculadas con la edificación…

   En cuanto al Plan de Energías Renovables, ofrece subvenciones de aproximadamente el 30% de la inversión para: instalaciones de agua caliente sanitaria, calderas de biomasa, generación de calefacción y fotovoltaica aislada.

 

El crecimiento de la industria de las renovables conlleva un aumento de la demanda de profesionales cualificados en el sector. ¿Existen iniciativas de la Junta para apoyar la formación de trabajadores?

 

El Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha tiene, desde hace mucho tiempo, unas líneas de formación ocupacional gratuitas para ciertas empresas: existe una colaboración{xtypo_quote_right}Algunas empresas del sector tienen 600 trabajadores de empleo directo{/xtypo_quote_right}conjunta entre la Administración regional, entidades locales, ayuntamientos y empresas para diseñar planes de formación específicos a fin de incorporar trabajadores a los puestos que necesitan las empresas. Si hay que desplazar a los alumnos a otras ciudades para que sean formados in situ en empresas, también se hace. El objetivo es que su rendimiento en el puesto de trabajo sea el mejor posible. Las empresas se comprometen a incorporar en dichos puestos a un porcentaje mínimo de las personas formadas.

 

¿Es cada vez mayor la representatividad del empleo en el sector de las renovables dentro de las cifras generales de la región?

 

Es importante, sí. Tanto en generación como en fabricación. Hay grandes multinacionales instalándose en el territorio, algunas empresas dedicadas a la fabricación tienen 600 trabajadores de empleo directo.

 

¿Cuál es la provincia más puntera en el sector?

 

Albacete, tanto en instalaciones de parques eólicos como de fotovoltaica, por sus condiciones físicas principalmente. Otras, por territorio o por población, lo son menos, como puede ser Guadalajara. No es una cuestión de apoyo, son las condiciones geográficas las que condicionan el desarrollo y ante eso no se puede hacer nada. Por ejemplo, Toledo y Ciudad Real, desde el punto de vista de los parques eólicos, apenas han tenido desarrollo, ya que tienen muchas zonas protegidas ambientalmente. Por su parte, Puertollano ha sido tradicionalmente un centro energético, y ahora lo sigue siendo, pero orientado también a las renovables.

 

¿Son necesarias más campañas de sensibilización para que la población se conciencie sobre las energías limpias?

 

Hacemos campañas por todo el territorio. La ciudadanía tiene que seguir concienciándose en ahorro y en eficiencia energética, y respecto a las energías renovables, no es algo que esté de moda, sino que son una necesidad, por tanto la labor de concienciación tiene que ser más importante. Todos y cada uno de los ciudadanos tenemos nuestra responsabilidad.

 

Algo que quiera destacar para cerrar esta entrevista.

 

Las energías renovables están significando para Castilla-La Mancha que hasta ahora se hayan invertido unos 5.000 millones de euros, que de aquí a 2010 entren otros 5.000 millones más y que para 2012 lleguemos aproximadamente a los 12.000 millones de euros de inversión única y exclusivamente en la generación de energías renovables, lo que también queremos aprovechar para fijar conocimiento y desarrollo tecnológico.

 

Foto: Benito Montiel, director general de Industria y Energía de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (fuente: JCCM).

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.