WWF pide a la UE que impulse en el mercado la venta de bombillas más eficientes

Imagen de arturo

WWF aplaude la prohibición de las bombillas incandescentes, que entrará en vigor en la UE el 1 de septiembre. Sin embargo, la organización subraya que otras bombillas, como las halógenas estándar, deberían también ser retiradas del mercado, ya que también derrochan energía.

 La decisión, votada por los Estados miembros el pasado mes de diciembre de 2008, supondrá la retirada gradual y progresiva entre 2009 y 2012 de todas las bombillas incandescentes convencionales de los comercios de la UE. Esta medida evitará la emisión de 15 millones de toneladas anuales de CO2 a la atmósfera a partir de 2020, cantidad equivalente al consumo eléctrico de un país como Rumanía en un año.

"Retirar las bombillas incandescentes convencionales es una medida obvia y necesaria, pero las halógenas también derrochan energía: necesitamos que la UE impulse la incorporación de soluciones innovadoras dentro del mercado", afirma Mariangiolla Fabbri, técnico senior de la oficina de Políticas Europeas de WWF.

La bombilla incandescente convencional es una de las formas menos eficientes de producir luz, junto con la bombilla halógena estándar. Esto se debe a que el 95% de la energía que consume se pierde en forma de calor. Las alternativas a estas tecnologías ineficientes se encuentran en las bombillas halógenas avanzadas, las fluorescentes compactas y las lámparas tipo LED.

Junto a otras organizaciones, WWF ha puesto en marcha una página web para informar a los consumidores sobre los electrodomésticos y equipos de iluminación energéticamente más eficientes del mercado en Europa (www.topten.info), y también en España (www.eurotopten.es).

"Los consumidores necesitan recibir información correcta acerca de las diferentes alternativas que ya se encuentran disponibles en el mercado", afirma Fabbri. "Proporcionar instrucciones sencillas sobre los sistemas de recogida y de reciclaje en los puntos de venta es crucial para lograr un ahorro real de energía y un cambio permanente en los hábitos de los consumidores", dice Fabbri.

 

Más información WWF

shadow