Un informe internacional evalúa por primera vez el impacto de los parques eólicos en las aves

Imagen de arturo

Guiados por la idea de que la consolidación de la industria de la energía eólica en el mundo hace necesario estudiar el impacto ambiental que causa, tres investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) han coordinado esta importante obra.

 
El  libro, traducción de la versión que los mismos autores han publicado  en inglés, birds and wind farms risk assessment and mitigation, reúne los trabajos escritos por varios científicos de reconocido prestigio, procedentes de diferentes países. A través de los  distintos capítulos presenta una revisión objetiva de  las diversas tecnologías y de los efectos de la energía eólica en aves y murciélagos así como de los métodos que disminuyen los riesgos de estos impactos. Tres de los informes se refieren a estudios realizados en España: Tarifa, Navarra y Campo de Gibraltar.
España es ya el tercer país del mundo en producción de energía eólica, con una potencia total instalada de 16.740 Mw. Y con previsión de alcanzar 20.000 para el 2010.  Al mismo tiempo, la diversidad de especies de aves presentes en nuestro país con carácter de raras, amenazadas o exclusivas de nuestro territorio nos sitúan como uno de los países europeos de mayor importancia para la avifauna. Estos dos factores se combinan por el hecho de que ambos, aves y humanos, utilizan el viento en las áreas donde se crean fuertes corrientes de aire; los hombres instalando sus parques eólicos y las aves como zonas habituales de paso. El resultado es que, con frecuencia, los pájaros en vuelo chocan contra las hélices de los molinos y mueren. Las colisiones revisten una especial importancia cuando se trata de especies amenazadas por la escasez de sus poblaciones como es el caso de las grandes rapaces o aves en vuelo migratorio.
Los trabajos publicados  ponen el acento en la necesidad de mejorar la comunicación entre las partes implicadas: compañías energéticas, administraciones, conservacionistas, científicos, técnicos y la sociedad en general. Los autores esperan que la información de esta nueva amenaza contra las aves, incremente la atención sobre el problema y se adopten las medidas adecuadas para mitigar el impacto de la energía eólica en un futuro próximo.    

shadow