La Presidencia española de la UE pide alcanzar los objetivos europeos en renovables

Imagen de arturo

micyt.jpgDelegados de los 27 países miembros de la UE y altos funcionarios de la CE se reúnen hoy en Pamplona  invitados por la Presidencia española de la UE a participar en el Seminario UE-España en Energías Renovables, un foro que servirá para analizar y debatir  los retos  en materia de energías renovables que se plantean en la próxima década para cumplir el objetivo marcado por la normativa comunitaria de que en 2020 el 20% del consumo final de energía del conjunto de la Unión proceda de fuentes de carácter renovable.

 

Durante la apertura del Seminario, el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, señaló que la Presidencia española quiere propiciar un intercambio de opiniones sobre las previsiones que los estados miembros están incorporando en sus Planes de Acción nacionales, así como analizar temas como el balance de energía renovable de la UE en el horizonte 2020, los desarrollos tecnológicos que es preciso impulsar para alcanzar los objetivos marcados, las oportunidades industriales que abre la apuesta de las renovables y las barreras a su desarrollo, las necesidades de inversión y los mecanismos posibles de gestión financiera.

La  Directiva 2009/28/CE relativa al fomento y uso de energía procedente de fuentes renovables establece que el conjunto de la UE deberá tener en 2020 una participación mínima de las renovables en su consumo de energía final del  20%, incluyendo un 10% de consumo renovable en el sector transporte. Actualmente los distintos estados miembros están elaborando sus planes para alcanzar ese objetivo y deberán presentarlos antes del próximo 1 de julio.

Estos objetivos son ambiciosos y están en línea con el reto europeo de liderar a nivel mundial el desarrollo tecnológico en un contexto de sostenibilidad, además de ir ligado estrechamente a la creación de empleo estable y de alta cualificación.En este sentido, la política energética de sostenibilidad ocupa un papel destacado en la Estrategia EU2020, que será aprobada en el próximo Consejo Europeo.

Necesidad de incrementar las interconexiones entre países

Pedro Marín recordó el papel esencial que juegan las interconexiones eléctricas en la implantación de las energías renovables y la importancia de disponer de un número suficiente de interconexiones a nivel europeo para facilitar la integración de la producción renovable eléctrica y optimizar su coste.

La Presidencia española considera que los objetivos europeos en materia de renovables pueden peligrar si no se dispone de suficiente capacidad de interconexión entre los países miembros.

Asimismo, consideró que la política europea de fomento de energías renovables debe contemplarse como una oportunidad para la cooperación con terceros países, en particular con los países vecinos de la ribera sur del Mediterráneo y con los países de la Comunidad de la Energía del sureste europeo.

Por otro lado, destacó la importancia del plan de apoyo financiero al desarrollo tecnológico de las renovables, el denominado SET Plan, como vector de las acciones y políticas que se desarrollen en la UE. Europa debe afrontar importantes retos para avanzar tecnológicamente y conseguir que las renovables reduzcan sus costes para ser competitivas económicamente con las fuentes energéticas convencionales.

El sector del transportePara alcanzar el objetivo mínimo del 10% de energías renovables en el sector del transporte, los biocombustibles de segunda generación van a ser un elemento esencial, pero es necesario seguir avanzando en el desarrollo tecnológico de los mismos.

En este ámbito, es importante recordar la importancia que tendrá el vehículo eléctrico, que ha sido designado por el Consejo Europeo como una de las tecnologías clave a tener en consideración para contribuir a mejorar la competitividad de la economía al menos por dos vías: Por un lado permite un uso más eficiente de la energía y de las infraestructuras y, por otro, contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector transporte.

Además, el vehículo eléctrico mejorará la gestión de las energías renovables, facilitando su integración en los sistemas eléctricos y contribuyendo de esta forma a lograr los objetivos de sostenibilidad en el horizonte 2020.

La experiencia española

España representa un modelo de éxito en la implantación de las energías renovables gracias a una política pública de fomento de estas fuentes y a la labor desarrollada por las empresas españolas del sector.

A finales de 2009 el 12,5% del consumo final de energía procedió de las renovables y la generación eléctrica bruta con fuentes renovables fue del 26% del total. El peso de las renovables en la próxima década continuará creciendo y permitirá a España superar el objetivo europeo de cara a 2020 y ser un país excedentario que podrá ceder parte de su producción renovable mediante los mecanismos que en su día se establezcan a otros estados miembros que aún no alcancen lo marcado en la directiva comunitaria.

shadow