La mayoría de las empresas satisfecha con la nueva regulación del sector

Imagen de energelia

A excepción de las grandes empresas del sector eólico, agrupadas en la Asociación Empresarial Eólica, que se muestran críticas, el resto de empresas de energías renovables ha expresado su apoyo al recién aprobado decreto.


El pasado sábado se publicó en el BOE el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial. Tras las duras críticas que recibió el Ministerio de Industria durante la tramitación del mismo, la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) ha calificado de "muy positivo" el nuevo reglamento. Una de las causas principales de esta buena acogida es que "el decreto ofrece suficientes garantías para que los proyectos se financien con cargo a la expectativa del propio plan", explica APPA, lo que crea un marco de estabilidad y seguridad de las inversiones. Por su parte, la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) está de acuerdo con este balance positivo del nuevo decreto, que entra en vigor el próximo 1 de junio.

No obstante, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha emitido un comunicado en el que, si bien reconoce a la norma aprobada un avance respecto al primer borrador que el Gobierno envió a la Comisión Nacional de Energía (CNE) en noviembre, destaca que "el nuevo marco implica un incremento de la discrecionalidad que supone que el desarrollo eólico futuro dependerá de la voluntad del Gobierno en cada momento expresada en las revisiones de la retribución". Apunta además que la nueva norma "no conserva la estabilidad demandada" y valora negativamente "la exclusión de la ‘prima' entre los conceptos retributivos cuya revisión no tiene efectos retroactivos, por el grado de discrecionalidad que representa".

shadow