La instalación fotovoltaica de capa fina en tejado inclinado más grande de Alemania

Imagen de energelia

Ya está en funcionamiento, y con buenos resultados, afirma el gerente de la empresa Riedel Recylcling, propietaria de esta instalación solar en la región del Bajo Rin: "En nuestras latitudes, los módulos de capa fina son ideales, ya que incluso con una radiación solar débil ofrecen un rendimiento bueno".

 

{xtypo_dropcap}D{/xtypo_dropcap}esde el pasado 16 de octubre, los más de 11 mil módulos de cadmio-telururo del fabricante estadounidense First Solar que forman la instalación fotovoltaica de tecnología de capa fina en tejado inclinado de Riedel Recycling en la localidad de Moers, cerca de Duisburg, permiten conseguir una potencia total de 837 kilovatios. Riedel Recycling ha cubierto completamente con módulos los 9.500 metros cuadrados del tejado de su nave de mezcla de carbón.

 

{multithumb enable_thumbs=1 blog_mode=link thumb_width=690 thumb_height=0} Instalación fotovoltaica de capa fina en tejado inclinado de Riedel Recycling en Moers.

La instalación de los módulos fue "mucho más fácil de lo esperado", afirma el gerente de Riedel Recycling, Ludger Riedel. A pesar de unas inclinaciones de 36,55 y 75 grados y una altura de hasta 30 metros, accesibles con ascensores inclinados y escaleras, los montadores tardaron sólo tres meses.

En la selección del convertidor, Riedel Recycling siguió el consejo de la empresa Solaxis GmbH, oferente de sistemas de Kamp-Lintfort. Günter Grandjean, colaborador de Solaxis, confía ya desde hace ochos años en le marca SolarMax. "Los convertidores de Sputnik Engineering me permitieron conseguir los mejores resultados", afirma. "Los aparatos son confiables y duraderos y ofrecen un rendimiento elevado".

 

En la instalación solar de Moers operan cuatro convertidores centrales SolarMax con rendimientos de 300 (2x), 100 y 30 kilovatios. En su contenedor no sólo convierten la corriente continua de los módulos solares en corriente alterna sino que en el futuro también deben calentar el edificio administrativo. "Los convertidores SolarMax producen en total unos 45 kilovatios de calor de escape", explica Günter Grandjean. "Vamos a conducir esta energía a equipos de climatización con intercambiadores térmicos en el edificio administrativo". También este techo producirá en el futuro corriente. Ludger Riedel y Günter Grandjean ahora piensan en usar instalaciones solares de seguimiento con convertidores SolarMax en las columnas exteriores.

shadow