Inversores solares: peligra el liderazgo europeo del mercado

Imagen de arturo

photon_r.jpegLa competencia de Asia pisa fuerte en el terreno de los inversores solares, después de que ya lo hiciera en el campo de los módulos fotovoltaicos. En estos momentos, el

mercado mundial de inversores para plantas fotovoltaicas está dominado
por los fabricantes europeos, procediendo cerca del 60 por ciento de las
alemanas SMA, Kaco, o de la española Ingeteam, entre otras.

Sin embargo, un análisis realizado por «PHOTON - La Revista de Fotovoltaica» muestra que esta posición está en peligro debido a los elevados costes de material.
 
El líder mundial SMA gasta en componentes de sus inversores casi el doble que el poco conocido fabricante coreano Dasstech Co Ltd. La amenaza es evidente, pues no es que los coreanos produzcan a bajo coste porque copien conceptos ya existentes. Al contrario, invierten mucho esfuerzo en su labor de desarrollo. El número de septiembre de PHOTON informa al respecto.

Los expertos del laboratorio de PHOTON averiguaron los costes de cada uno de los 338 componentes de un inversor Dasstech del tipo Soleaf DSP-123KH, aplicando para el cómputo precios de lista normales de pedidos pequeños. La suma total fue de 172 euros para el equipo de 3,3 kilovatios de potencia nominal, es decir, 5,2 céntimos el vatio. Esto no es ni la mitad de los costes por vatio que arroja el balance semestral del líder del mercado SMA Technology AG.

Los precios de venta habituales para inversores de este tamaño se sitúan entre 25 y 40 céntimos por vatio, es decir, entre cinco y ocho veces más que los costes de material del aparato de Dasstech. Además, los costes de material del inversor coreano serían incluso mucho más bajos si se realizaran pedidos en grandes cantidades, para los que se obtendrían sustanciales descuentos. «En vista de estas diferencias tan grandes en los costes de material, fabricantes como SMA se enfrentan a un gran desafío» dice Philippe Welter, editor de PHOTON. «Tienen que adaptar el diseño de sus inversores lo antes posible para lograr una reducción de costes. En caso contrario, los fabricantes establecidos sólo podrían perder las futuras batallas de precios. Y, entonces, las empresas asiáticas se repartirían el mercado entre ellas». Los fabricantes asiáticos de células y módulos consiguieron en apenas unos años arrancar a los europeos el liderazgo del mercado, gracias a mejores estructuras de costes. «También los productores europeos de inversores pueden ser arrollados por una competencia efectiva y de gran volumen procedente del lejano oriente», alerta Welter.

El nivel de calidad de las piezas utilizadas por Dasstech no se distingue del de otros fabricantes. Lo cierto es que el inversor Soleaf se beneficia de un mayor esfuerzo de desarrollo. Dasstech ha desarrollado una solución para cada detalle del circuito y por ello solo utiliza un mínimo de componentes. Aunque esta
estrategia tiene un mayor coste de desarrollo, sale a cuenta cuando se trata de la producción de elevados volúmenes. En contraposición, en el sector de inversores es habitual adquirir de los proveedores determinados componentes del circuito ya prefabricados. Estos están a menudo sobredimensionados, constan de más piezas de lo necesario y cuestan más de la cuenta.

Es cierto que el inversor de Dasstech presentó en el test de PHOTON un resultado claramente peor frente a la mayoría de equipos SMA examinados. Pero no es menos cierto que esto se debe sobre todo a la falta de madurez del software de control, un problema que es relativamente fácil de resolver, como ya han demostrado otros fabricantes. Mucho más rápido, en cualquier caso, que el cambio de caros diseños y abundante material a conceptos más económicos.

 

PHOTON

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.