Inaugurado el tercer edificio Arquitectura Bioclimática y Frío Solar

Imagen de energelia

Edificio ARFRISOL Asturias.Ubicado en Asturias, este nuevo edificio PSE-ARFRISOL, Proyecto Singular y Estratégico sobre Arquitectura Bioclimática y Frío Solar impulsado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y coordinado por el Ciemat, tiene por objeto demostrar el importante ahorro de energía convencional que supone construir edificios empleando criterios bioclimáticos.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez Alonso, y el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez, inauguraron ayer el edificio de la Fundación Barredo en San Pedro de Anes (Siero), en Asturias, perteneciente al Proyecto Singular y Estratégico, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, sobre Arquitectura Bioclimática y Frío Solar (ARFRISOL), que tiene por objeto demostrar que es posible ahorrar de un 80 a un 90% de energía convencional empleando criterios bioclimáticos en el diseño y la construcción.

 

El edificio inaugurado corresponde al Centro de Investigación de Fuegos y Ventilación en Túneles de la Fundación Barredo, este edificio, denominado en el proyecto como "contenedor-demostrador de investigación" (C-DdI), combina estrategias solares pasivas, manifiestas en el diseño, y técnicas activas, como captadores solares y módulos fotovoltaicos, y además sustituye la energía convencional con la obtenida de biomasa, conconsiguiéndose las mejores condiciones de eficiencia energética, y todo ello con el adecuado acondicionamiento térmico al clima de Asturias.

 

El diseño del edificio, que ha debido ajustarse a la forma "Y" para responder a su naturaleza de túnel de ensayos, presenta algunos aspectos reseñables, como el recubrimiento exterior, con fachadas ventiladas con piedra roja de Covadonga y madera de castaño, y se han tenido en cuenta las diferentes orientaciones en cuanto a inercia térmica y espesor del aislamiento térmico; la galería acristalada, a semejanza de los hórreos asturianos, en que los cristales se han sustituidos por módulos fotovoltaicos; y, por supuesto, la integración en cubierta de los captadores solares.

 

La actividad normal de estas oficinas permitirá tomar datos experimentales que se prolongarán hasta 2010, año en que está prevista la finalización del proyecto ARFRISOL y momento en el que se podrán contrastar los datos teóricos de ahorro de energía con los obtenidos en condiciones normales de uso. El edificio, de tres plantas, ocupa un total de 1.475 metros cuadrados, dedicados a oficinas y espacios exteriores, además incorpora bajo su cimentación tubos para la refrigeración del agua caliente de las bombas de absorción, controlándose la temperatura gracias a los 68 sensores situados sobre las tuberías y en el suelo.

 

Un proyecto de muchos 

Uno de los objetivos de ARFRISOL es contribuir al necesario cambio de mentalidad sobre el consumo energético en edificios, tarea en la que colaboran profesores de la Real Sociedad Española de Física mediante la elaboración y edición de material educativo dirigido a los alumnos de enseñanza primaria y secundaria, además de la divulgación al público en general. Las empresas participantes en el Consorcio son: Acciona, Atersa, ClimateWell, Drace, Dragados, FCC Construcciones, Fundación Barredo, Gamesa, Isofotón, OHL, Unisolar; universidades y centros de investigación de la Universidad de Almería, la Universidad de Oviedo y el Ciemat, que es, además, el coordinador general de ARFRISOL.

 

La contribución asturiana se concreta en este edificio de la Fundación Barredo y en la participación de la ETS de Ingenieros Industriales e Ingeniería Química, en relación con el análisis del comportamiento energético tanto teórico como experimental; así como en el grupo de docentes de secundaria.

shadow