Iberdrola ha obtenido un beneficio neto de 2.069,6 millones hasta el tercer trimestre de 2010

Imagen de arturo

iberdrola__logo.jpgIberdrola ha obtenido un beneficio neto de 2.069,6 millones € hasta el tercer trimestre de 2010, lo que representa un incremento del 2% respecto al mismo periodo del año anterior. El crecimiento ha ascendido al 6,7% en términos homogéneos, sin tener en cuenta las menores plusvalías registradas este año (229 millones € frente a 304 millones € del ejercicio anterior). La diversificación del Grupo le ha permitido equilibrar la distinta evolución de las áreas y obtener crecimientos en diferentes entornos, con una mejora en todos los negocios.

 

La sustancial mejora del balance en este ejercicio, sumada a la inminente colocación del déficit de tarifa en España, dotarán a la Empresa de la necesaria liquidez para continuar su senda de crecimiento, que se centrará fundamentalmente en el negocio regulado de Estados Unidos y Reino Unido, así como en renovables, donde la Compañía apostará por países emergentes como México, Brasil o Europa del Este.

Al cierre del tercer trimestre, Iberdrola ha registrado una evolución positiva como consecuencia de la mayor producción, de las mejoras de eficiencia y del fortalecimiento del balance. Gracias al crecimiento de la cifra de ventas (22.978,5 millones €, +16,1%) y del margen bruto (8.674,5 millones €, +9,2%) en el periodo, la Empresa ha podido incrementar el 12,4% el Ebitda (5.562,6 millones €), el 9,1% el Ebit (3.568,4 millones €), y el 14,4% el cash flow operativo (3.956 millones €).
El resultado bruto de explotación (Ebitda) ha crecido en todos los negocios, destacando el incremento en Renovables (+19%), negocio regulado (+16%) y negocio liberalizado (+5%). Así, el 49% del Ebitda del Grupo procede del área regulada, el 30% de la liberalizada, el 17% de renovables y el 4% de otros negocios.El potencial de los activos de Iberdrola en todo el mundo le han permitido aumentar un 10,2% la producción global de energía, hasta los 115.158 millones de kilovatios hora (kWh), debido al incremento de la generación con tecnologías libres de emisiones de CO2, sobre todo la energía hidroeléctrica (+106%), eólica (+20%) y nuclear (+13%). Además, la Empresa ha seguido diversificando y ampliando su parque de producción, caracterizado por un bajo nivel de emisiones de CO2 y un coste flexible, cuya capacidad instalada ha alcanzado los 44.455 megavatios (MW).

La gestión de Iberdrola en los nueve primeros meses de 2010 ha buscado consolidar la situación financiera del Grupo, con el fin de preservar la solidez. La Compañía ha optimizado la estructura del balance mediante una mayor eficiencia (+10%) en todos los negocios, con un descenso del 2,2% en el gasto operativo neto sobre margen bruto.Asimismo, la Empresa ha mejorado el perfil de la deuda y los ratios financieros, incrementando la liquidez hasta los 10.166 millones €, lo que aumentará con la inminente colocación del déficit de tarifa en España. Iberdrola ha reducido su ratio de apalancamiento en el periodo, pasando del 47,4% al final del tercer trimestre de 2009 al 45,3% actual (excluyendo el impacto del déficit de tarifa) y ha situado en 25.677 millones € la deuda neta ajustada (sin déficit).
Los resultados obtenidos hasta septiembre de 2010 ponen de manifiesto lo acertado de la estrategia seguida en los últimos años por la Compañía, que ha afianzado en el periodo su liderazgo energético, logrado como consecuencia las fuertes inversiones realizadas (más de 62.000 millones € entre 2000 y 2009).Tras la expansión internacional llevada a cabo, el Grupo ha conseguido estar presente en 40 países y diversificar su negocio en las áreas más liberalizadas y mejor situadas para afrontar la recuperación económica. La internacionalización de la Empresa le ha permitido escalar posiciones hasta convertirse en el primer grupo energético nacional, una de las principales empresas españolas del Ibex 35 por capitalización, el líder mundial eólico y una de las mayores eléctricas globales.

Previsiones ejercicio 2010Para el conjunto de 2010, la Compañía espera incrementar el Ebitda y el beneficio neto recurrente,como consecuencia de la mejora prevista del entorno, con una estabilización de la demanda, el aumento de la capacidad instalada del Grupo, las mejoras de eficiencia, la adecuación de las inversiones al flujo de caja generado, la titulización del déficit de tarifa en España y la mejora de la deuda. Esto permitirá a la Empresa mantener o incluso mejorar el dividendo.De este modo, Iberdrola afrontará la situación económica en las mejores condiciones posibles, gracias a que cuenta con un mix de generación en su mayor parte no dependiente de la evolución de los precios de las materias primas, a lo que se suma su cartera diversificada de activos. En los próximos años, Iberdrola pretende afianzar su plan industrial de crecimiento futuro, basado en la promoción de proyectos energéticos sostenibles y de alto valor añadido en sus mercados de referencia, que giran en torno al área atlántica. La Empresa se centrará en potenciar las energías no emisoras de CO2, como las renovables, hidroeléctricas y nucleares, las redes inteligentes y el coche eléctrico, siempre que el marco regulatorio sea adecuado.En concreto, la Compañía considera como mercados de alto potencial presente y futuro a Estados Unidos (en transporte, distribución y renovables); Reino Unido (en transporte, distribución, ciclos, captura de CO2, nuclear y eólica onshore y offshore); Brasil (en distribución, hidroeléctrica y eólica); México (en ciclos combinados y eólica), y España (en hidroeléctrica y eólica).Para ello, Iberdrola tiene previsto invertir 18.000 millones € en el periodo 2010-2012, que se guiarán por criterios de prudencia, rentabilidad y bajo riesgo. El objetivo es conseguir un incremento del cash flow que permita fortalecer el balance del Grupo y dotarle de la capacidad de invertir para seguir creciendo en mercados de elevado potencial, un modelo de negocio que hará posible reafirmar las perspectivas a 2012.

 

Claves operativas hasta el tercer trimestre de 2010

1. España, crecimiento de la producción con energías limpiasLa producción de la Empresa ha alcanzado los 55.088 millones de kWh (+14%), con una aportación destacada de la gran hidráulica (+134,4%, hasta 16.202 millones de kWh) y de las energías renovables (+20%, hasta 8.196 millones de kWh). Las centrales nucleares han producido 19.547 millones de kWh y los ciclos combinados de gas 8.359 millones de kWh.Las emisiones a la atmósfera en el periodo han descendido un 43%, al caer desde los 168 hasta los 96 gramos de CO2 por kWh. Asimismo, y gracias a la apuesta estratégica por las tecnologías más limpias de generación, el 80% de toda la producción de Iberdrola en España ha estado libre de emisiones de CO2.En consecuencia, Iberdrola ha conseguido situar en 2.169,2 millones € el Ebitdadel negocio tradicional en España hasta el tercer trimestre de 2010, de los que 1.241,6 millones € han sido aportados por el negocio liberalizado (+23,4%) y 927,6 millones € por el negocio regulado, cuyo resultado  ha aumentado un 10,2% por las mejoras de eficiencia y a pesar de los menores ingresos.Respecto a los aspectos regulatorios, Iberdrola considera necesario impulsar la seguridad jurídica y la estabilidad de la regulación en España para poder llevar a cabo las inversiones previstas. Al Grupo le corresponden 4.421 millones € del déficit de tarifa, que confía en poder ingresar próximamente.

 

2. Mayor producción y potencia con energías limpiasLa estrategia de diversificación internacional seguida en los últimos años por Iberdrola y la mayor aportación de las tecnologías limpias de generación le han permitido incrementar un 10,2% la producción total de electricidad en los nueve primeros meses de 2010, hasta los 115.158 millones de kWh.En concreto, destaca el avance experimentado en estos nueve meses por las centrales hidroeléctricas, cuya producción se ha elevado un 106,1%, hasta los 17.791 millones de kWh, y que han aportado el 15,4% de toda la energía generada por el Grupo.Asimismo, las energías renovables han seguido incrementando tanto su producción (+20,2%), que ha alcanzado los 18.091 millones de kWh, como su peso en el balance, donde ya representan el 15,7%. Las centrales de ciclo combinado de Iberdrola en el mundo han generado 44.566 millones de kWh, con lo que esta tecnología se mantiene como la de mayor peso en el balance de producción del Grupo, con el 38,7%. Por su parte, la electricidad generada por las plantas nucleares ha ascendido a 19.547 millones de kWh, el 12,8% más -el 17% de toda la producción-.Las emisiones a la atmósfera en el periodo se han situado en 244 gramos de CO2 por kWh a nivel de Grupo, un 13% menos que durante el mismo periodo del ejercicio anterior. Asimismo, el 48% de toda la producción de Iberdrola ha estado libre de emisiones de CO2.Iberdrola ha seguido diversificando su parque de generación en todo el mundo durante los nueve primeros meses de 2010 y su capacidad instalada ya asciende a 44.455 MW. Por tecnologías, los ciclos combinados representan un 29,6% de la potencia total; la hidráulica el 22,1%; las energías renovables el 27%, la térmica el 10,6%; la nuclear el 7,5%; la cogeneración el 2,8% y el fuel-oil el 0,4%. La Empresa ha experimentado un importante crecimiento en el extranjero, donde cuenta con 6.946 MW en Reino Unido, 5.278 MW en Estados Unidos, 5.555 MW en Latinoamérica y otros 1.189 MW repartidos en el resto del mundo. En España, Iberdrola ha cerrado los tres primeros trimestres del ejercicio con 25.487 MW de potencia.La apuesta de la Compañía por crecer en el negocio energético básico a través de centrales respetuosas con el medio ambiente, que le ha llevado a convertirse en un actor de referencia en la lucha contra el cambio climático, continuará en los próximos años, con la entrada en servicio de más instalaciones de energías renovables y plantas hidroeléctricas capaces de cubrir las puntas de demanda, tanto en España como en el extranjero.

 

3. Iberdrola Renovables, mayor producción eólica La Compañía, líder eólico mundial(*), ha obtenido un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 972 millones de euros hasta el tercer trimestre de 2010, lo que supone un aumento del 19,4% respecto al mismo periodo del año anterior.El margen bruto ha ascendido a 1.411,6 millones de euros, un 18,6% más, de los que la mitad procede del negocio internacional, mientras que el beneficio neto se ha situado en 179,4 millones de euros, un 7,1% más respecto a los nueve primeros meses de 2009, afectado por el peor comportamiento del área del gas.La producción de electricidad ha crecido un 20,2%, hasta los 18.091 millones de kilovatios hora (kWh), gracias al incremento en Estados Unidos (29,6%), España (18,2%) y resto del mundo (21,9%). La energía eólica, la tecnología renovable más madura y competitiva, ha seguido siendo la base del negocio de la Compañía a lo largo de estos tres trimestres, tras aportar el 96% de la producción.Por su parte, la capacidad instalada ha alcanzado los 12.006 megavatios (MW) y la operativa los 11.434 MW (+16,1% respecto al acumulado hasta el tercer trimestre de 2009), con un 52,8% del crecimiento procedente de Estados Unidos. La Empresa ha puesto en operación 1.254 MW en los nueve primeros meses del año. Más de la mitad de la capacidad total ya se ubica fuera de España, gracias a la estrategia de la Compañía de diversificar su parque de generación en los mercados con mayor potencial.

4. Reino Unido, mejora de potencia y producciónEl Ebitda de ScottishPower se ha situado en 989 millones € (-9,9%), debido al peor comportamiento del negocio liberalizado, que ha podido ser parcialmente compensado por los mayores ingresos obtenidos en el área de Redes, como consecuencia de las nuevas inversiones realizadas.Iberdrola ha incrementado su potencia instalada en Reino Unido a lo largo de los nueve primeros meses de 2010, hasta alcanzar los 6.946 MW, gracias a la puesta en marcha de nuevas instalaciones renovables. La producción eléctrica ha alcanzado los 20.240 millones de kWh (+7,7%).
5. Estados Unidos: Iberdrola USA refuerza su contribuciónIberdrola USA ha aportado el 9,5% del Ebitda del Grupo en los nueve primeros meses de 2010, hasta los 528,8 millones €, lo que supone un aumento del 56,4%, gracias fundamentalmente a las medidas de eficiencia puestas en marcha. La actividad en el país se verá impulsado por la reciente entrada en vigor de la revisión al alza de las tarifas eléctricas en el estado de Nueva York, que asegura la estabilidad del negocio hasta el año 2014.La presencia de Iberdrola en Estados Unidos también se ha visto potenciada por el significativo crecimiento de la filial de energías renovables. El Grupo ya cuenta con una capacidad instalada en este país de 5.278 MW, 885 MW más que hace un año, de los que 4.314 MW son de origen eólico.Gracias a este incremento de potencia, Iberdrola ha alcanzado una producción de energía en Estados Unidos de 9.820 millones de kWh, el 20,8% más que en el mismo periodo del año anterior.La Compañía está presente en la actualidad en 23 estados, donde desarrolla actividades reguladas (redes eléctricas y gasistas), almacenamientos de gas, generación convencional y generación eólica.La Empresa ha iniciado recientemente la construcción de uno de los proyectos clave que se van a desarrollar a lo largo de los próximos años en el ámbito de las redes de transmisión de energía eléctrica en Estados Unidos. Esta iniciativa, que va a beneficiar las interconexiones eléctricas entre Massachussets, New Hampshire y Maine, así como entre este último Estado y Canadá, está valorada en alrededor de 1.400 millones $.

Iberdrola    

shadow