Greenpeace pide a los estados miembros de la UE que apoyen el informe de la Comisión Europea

Imagen de arturo

greenpeace.jpegGreenpeace destaca las conclusiones del informe publicado hoy por la Comisión Europea en el que se pone de manifiesto que aumentar el compromiso de reducción de emisiones de la Unión Europea (UE) sería mucho más barato de lo que se había predicho y generaría empleo y el desarrollo económico que Europa necesita.

 

La Comisión estima que alcanzar el compromiso actual europeo de reducción de emisiones, el 20% para 2020, es una tercera parte más barato que cuando se calcularon los costes en 2008 con carácter previo a la asunción de dicho compromiso. Además, el documento de la Comisión demuestra que asumir un compromiso del 30% podría generar un ahorro de hasta 40.000 millones de euros en importaciones de combustibles fósiles y crear cientos de miles de empleos verdes.

"Algunos lobistas de la industria han estado argumentando que un aumento del objetivo de reducción de emisiones de la UE se traducirá en pérdidas de empleo y descensos de la producción pero, tal como demuestra el informe de la Comisión, esta medida provocaría lo contrario. Un objetivo climático europeo más fuerte implicaría, simplemente, que en lugar de beneficiarse de contaminar las compañías obtendrían beneficios verdes" ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio climático y Energía de Greenpeace.

La organización ecologista recuerda que, mientras las industrias del sector manufacturero argumentan que un mayor objetivo de reducción de emisiones europeo debilitaría su posición frente a la competencia extracomunitaria, algunas de estas industrias están haciendo negocio vendiendo derechos de emisión que no han utilizado, pero no porque hayan reducido sus emisiones sino debido al descenso de la producción por la crisis económica. Además, según se desprende de un informe publicado este mes por CE Delft, los sectores del acero y del metal y las refinerías han estado repercutiendo a los consumidores europeos  el precio de la compra de unos derechos de emisión que les fueron otorgados de forma gratuita, hecho que les ha generado un beneficio de 14.000 millones de euros en tres años (1).

Greenpeace pide a los estados miembros de la UE que apoyen el informe de la Comisión Europea y asuman un compromiso unilateral de reducción de emisiones del 30% como única forma de dinamizar las negociaciones internacionales y conseguir, en la cumbre internacional de Cancún, el recorte del 40% de las emisiones de los países desarrollados que los científicos recomiendan. La organización recuerda que España es uno de los países más afectados por el cambio climático en la UE y emplaza al Gobierno a trabajar para dejar cerrado el compromiso del 30%. "El Gobierno español debe dejar de priorizar los intereses del sector energético y de los sectores industriales de intensidad energética elevada, y proteger a sectores clave en la economía española como la agricultura, la pesca o el turismo que están sufriendo ya graves impactos a causa del cambio climático" ha concluido Vila.

 

Greenpeace

shadow