El Gobierno toma medidas para el ahorro energético

Imagen de energelia

El Consejo de Ministros acordó ayer adoptar medidas de ahorro de energía en los edificios de la Administración General del Estado mediante el control de la temperatura mínima, que se limitará a 24º C durante el verano. Este acuerdo pretende que la Administración Pública, además de contribuir al ahorro y eficiencia energética en sus edificios, ejerza un papel ejemplarizante y de liderazgo en el uso eficiente de la energía.


Las medidas aprobadas no requieren una inversión económica, sino que están enfocadas a conseguir un cambio de comportamiento de las personas y pueden por tanto realizarse mediante campañas de concienciación y sensibilización. Afectarán a todos los ministerios, organismos públicos dependientes o vinculados y restantes entidades integradas en el sector público estatal, según ha comunicado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITYC).

Principales medidas adoptadas
La temperatura de los edificios de la Administración General del Estado no podrá ser inferior a los 24 ºC en la temporada de verano (desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre) ni superar los 21ºC en la temporada de invierno (el resto del año).

Se crea la figura del gestor energético de los edificios de la Administración General del Estado, que realizará un seguimiento mensual del consumo de energía de cada edificio y elaborará un programa de funcionamiento de las instalaciones y equipos consumidores de energía.

Se concienciará, mediante campañas específicas, al personal al servicio de la Administración Pública de la necesidad de realizar un uso racional de la energía, por su repercusión energética, económica y medioambiental.

Se designa al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del MITYC, como responsable del seguimiento general de las medidas explicadas anteriormente. Entre sus funciones estarán las de recibir anualmente el informe de seguimiento anual facilitado por los gestores energéticos designados en cada Ministerio, así como la de elaborar un informe final de seguimiento de las medidas donde se refleje su grado de cumplimiento. Al mismo tiempo, participará en la formación y concienciación del personal de la Administración General del Estado y en la organización de cursos sobre gestión energética de edificios.

Este conjunto de actuaciones supone un complemento de otras medidas legislativas desarrolladas en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética, tales como el Código Técnico de la Edificación o el Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación energética de edificios de nueva construcción.

Paralelamente a la aprobación de estas medidas por el Consejo de Ministros, se encuentra actualmente en tramitación y pendiente de aprobación el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética en los Edificios de la Administración General del Estado, pero ante la proximidad del comienzo de las altas temperaturas del verano, se ha considerado aconsejable y preciso adoptar las actuaciones arriba descritas.

Justificación de las medidas
Este conjunto de actuaciones tienen como objetivo servir de ejemplo para los empleados de la Administración estatal en sus comportamientos fuera de estos edificios y, en general, a la sociedad.

España ha asumido el compromiso de limitar el crecimiento de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Se siguen así las pautas acordadas en el Protocolo de Kioto por la comunidad internacional, las cuales persiguen reducir en un 5,2% las emisiones de gases de efecto invernadero en los países desarrollados entre 2008 y 2012 con respecto a los valores de 1990.

El Gobierno quiere alcanzar estos objetivos y, al mismo tiempo, preservar la competitividad de la economía española y el empleo, compatibilizar la estabilidad económica y presupuestaria y garantizar la seguridad del abastecimiento energético.

shadow