Capdepera se suma a la eficiencia energética

Imagen de arturo

creara.jpgEl municipio balear de Capdepera podrá reducir más de la mitad su consumo de energía, logrando un ahorro económico de más de 150.000 euros. Además, podrá disminuir sus emisiones contaminantes de dióxido de carbono en un 57%, mediante la aplicación de un plan de eficiencia energética diseñado por la consultora Creara sobre el alumbrado público del municipio.

 

El proyecto de eficiencia energética realizado en Capdepera consistió en la realización de una auditoría energética sobre las 3.235 lámparas y los 68 centros de mando instalados en sus calles, parques y plazas, incluyendo los seis núcleos urbanos que componen el municipio. También se llevó a cabo un estudio para la optimización de la facturación eléctrica. Este proyecto recibió una subvención de la Consejería de Industria del Gobierno de Baleares, con el objetivo de impulsar medidas de eficiencia energética en el archipiélago.

Las conclusiones de la auditoría energética recomiendan la adopción de una batería de medidas que lograrían notables ahorros económicos, entre las que destaca la implementación de la discriminación horaria en las facturas de los 28 suministros de los seis núcleos urbanos - Calarajada, Capdepera, Costa Canyamel, Font de sa Cala y Cala Mesquida-. Puesto que el alumbrado público consume por lo general el 70% de la energía en el periodo nocturno, esta solución conseguiría un ahorro económico de más de 32.000 euros en un año para el municipio -16% respecto al total del centro urbano-. También se recomienda el ajuste de las potencias contratada para adecuarla a las necesidades actuales.

Otras medidas importantes son la instalación de balastos de doble nivel con el fin de disminuir la potencia de las lámparas de sodio en las horas en las que menos se necesita, el empleo de lámparas eficientes, y la instalación de relojes astronómicos, para regular el encendido y apagado de las luces. La aplicación de todas estas soluciones darían como resultado un ahorro económico de más de 150.000 euros, sin afectar a la calidad del servicio del alumbrado público. En concreto, gracias a los fondos del Plan E, se cambiarán buena parte de las lámparas de mercurio e incandescentes por otras más eficientes. En este caso, no se recomendó la utilización de tecnología LED, si bien puede ser una solución óptima en otros casos en el de Capdepera se recomendó la utilización de lámparas de vapor de sodio. En términos generales, la sustitución de lámparas de vapor de mercurio por otras de vapor de sodio supone un ahorro del 40% del consumo.

Las soluciones propuestas siguen un plan diseñado por los técnicos de Creara, con el objetivo de garantizar su viabilidad económica. Así,  la inversión necesaria para su implantación se amortiza con los ahorros generados, en este caso, en  un plazo medio de 2 años.

Disminución de emisiones contaminantes

Estas soluciones tienen, además, un efecto muy positivo en el medioambiente, ya que al ahorrar energía se reducen también las emisiones contaminantes. Con la adopción de las medidas de eficiencia propuestas, las instalaciones de alumbrado público de Capdepera conseguirían una reducción de 487 toneladas de CO2 en un año, el 57% de sus emisiones actuales. Esta cifra equivale al consumo eléctrico de 2.658 hogares españoles.

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.