Bajan el consumo y la dependencia energética en la ciudad de Madrid

Imagen de energelia

Ayuntamiento de Madrid.La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, ha presentado el Balance energético del municipio de Madrid, que concluye, entre otros, la disminución de la dependencia energética y el aumento significativo de la generación de energía a partir de fuentes renovables entre 2003 y 2006.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}n la ciudad de Madrid está bajando el consumo energético mientras crece la producción propia de energía." Ésta es una de las conclusiones que se desprende del Balance energético del municipio de Madrid, estudio presentado ayer por la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella. Elaborado por la Universidad Politécnica por encargo del Ayuntamiento de Madrid, este informe es, según Botella, "una herramienta clave para el desarrollo de nuestra política energética".

 

{xtypo_quote_right}Contar con un diagnóstico anual de la situación energética de la ciudad nos permitirá planificar mejor las futuras medidas{/xtypo_quote_right}El Balance energético es un instrumento que permite conocer con detalle y periódicamente la cantidad de energía que consume la ciudad, de qué fuente proviene y cuánta utiliza cada sector, explican fuentes del Ayuntamiento de la capital. La metodología que utiliza está basada en el análisis de las importaciones de energía, de la producción primaria, la generación propia de energía eléctrica y el consumo de energía final entre 2003 y 2006. "Contar con un diagnóstico anual de la situación energética de la ciudad nos permitirá evaluar los resultados de las políticas energéticas llevadas a cabo y planificar mejor las futuras medidas. Y también nos será muy útil para realizar estimaciones de las emisiones atmosféricas con mayor precisión", señaló la delegada de Medio Ambiente.

 

Madrid, una ciudad más limpia

Los datos del citado informe ponen de manifiesto que siendo la dependencia energética de Madrid muy elevada (97%), en los últimos años la tendencia es hacia una ligera pero continua mejoría propiciada por un incremento de la energía primaria generada en Madrid (2,56%) y un descenso del consumo de energía final (8,3%) en todos los sectores, "por lo que es preciso seguir impulsando medidas tanto de autogeneración de energía como de mayor ahorro y eficiencia", puntualizó Botella.

 

Por otra parte, el balance concluye que, aunque los productos petrolíferos siguen siendo la primera fuente de energía consumida en Madrid (42,17%), su consumo se ha reducido perceptiblemente en los últimos años (21,7%) mientras han aumentado sensiblemente en términos relativos las energías alternativas. "Es necesario —afirmó la delegada— continuar con una política de fomento de las energías renovables, de desincentivación del uso de vehículo privado y de promoción de combustibles de automoción alternativos, en particular de disminución del diésel, principal fuente de contaminación de la calidad del aire".

 

Según los últimos datos disponibles, en 2004 la contribución de Madrid al total español de emisiones de CO2 descendió de un 4,5% a un 3,6% y el crecimiento de las emisiones respecto del año base 1990 se contuvo en un 15,2% según exigencias Kioto, frente a un incremento español en el mismo periodo del 44%.

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.