El Gobierno dice que los valores que recoge la biomasa hacen que sea acreedora de un "tratamiento singular"

Imagen de energelia

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, Miguel Arias Cañete, ha reconocido este martes que los valores que posee la biomasa hacen que sea acreedora de un "tratamiento singular, diferenciado y preferente" por parte del Gobierno a la hora de desarrollar definitivamente un marco regulatorio de las renovables que permita su sostenibilidad, dado que "comporta muchos beneficios".

En el pleno del Senado, Cañete ha aseverado que la biomasa como fuente de energía renovable es un formato "generador de riqueza" y además es "fuente de empleo" en el entorno rural. "La utilización de la biomasa tienen importante potencial desarrollo del campo", ha dicho.

"El Gobierno es consciente de que la biomasa tiene un interés más allá de ser una fuente de energía renovable, por las posibilidades creación de empleo", ha apostillado Cañete, para agregar que los ejes del próximo Programa Nacional de Desarrollo Rural tendrán en cuenta la orientación del "desarrollo accesible de la biomasa".

Sin embargo, el titular del gabinete de Agricultura no ha ocultado que el problema que origina el hecho de solucionar el déficit energético "es un plus" en la configuración de un marco de apoyo a la biomasa que garantice su sostenibilidad.

Por su parte, el senador socialista, Felipe López, ha señalado que la energía procedente de la biomasa es "la más intensiva en la creación de empleo y es la única gestionable al 100%".

EP

shadow