Industria envía a la CNE la propuesta de fomento del uso de biocarburantes en el transporte

Imagen de energelia

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha enviado la propuesta de Orden Ministerial por la que se establece un mecanismo de fomento del uso de biocarburantes y otros combustibles renovables en el transporte a la Comisión Nacional de Energía (CNE), para la iniciación de su trámite de audiencia y la elaboración del posterior informe por parte del organismo regulador. Dicha propuesta establece la entrada en vigor de la Orden el 1 de enero de 2008, según nota de prensa emitida ayer por Industria.


Certificados de biocarburantes
Uno de los principales puntos de la orden son los llamados certificados de biocarburantes, que permitirán acreditar a las empresas que incorporan productos petrolíferos en el mercado nacional las cantidades de biocarburantes que hayan vendido o consumidor durante un año determinado. Estas empresas deberán indicar, en su caso, si dichas cantidades corresponden a biocarburantes susceptibles de ser incluidos en gasóleo de automoción o en gasolinas. La entidad responsable de la expedición de certificados de biocarburantes será la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Para la certificación de cantidades de biocarburantes vendidas o consumidas se prevé la posibilidad de exigir, entre otras condiciones, la de haber acreditado la sostenibilidad del biocarburante, teniendo en cuenta la calidad, el origen de las materias primas y la evaluación ambiental de los cultivos, de acuerdo con la normativa comunitaria que se establezca a estos efectos.

Cumplimiento de los objetivos
Las citadas empresas deberán acreditar anualmente ante la CNE la titularidad de una cantidad de certificados de biocarburantes. Estas cantidades deben alcanzar el 1,9% de mezcla en 2008, el 3,4% en 2009 y el 5,83% en 2010, tanto para el bioetanol en las gasolinas como para el biodiésel en el gasóleo de automoción.

Así, se supera lo marcado por la la Directiva 2003/30/CE, relativa al fomento del uso de biocarburantes y otros combustibles renovables en el transporte, que establece para el 31 de diciembre de 2010 el objetivo indicativo de utilización de biocarburantes de al menos el 5,75 % del contenido energético de las gasolinas y gasóleos comercializados con fines de transporte en cada Estado miembro.

Los sujetos obligados que no dispongan de certificados suficientes para el cumplimiento de su obligación anual deberán realizar pagos compensatorios. Los ingresos generados por este concepto se repartirán de forma proporcional entre los sujetos que cuenten con un exceso de certificados en relación con su obligación.

Además, la propuesta de Orden prevé dos mecanismos de flexibilidad adicionales para la contabilización de las cantidades de biocarburantes: se permite que hasta un 30% de la obligación se cumpla mediante certificados del año anterior y es posible la transferencia de certificados entre diferentes empresas.

Comercialización
La propuesta de Orden señala que, para la comercialización de productos con etiquetado específico como biocarburantes, se deberán emplear procedimientos que permitan acreditar la calidad de las mezclas e incorporar en los equipos de distribución los siguientes anuncios:
—En caso de biocarburantes para motores de gasolina: "Producto adecuado para motores de gasolina que sean aptos para su uso".
—En caso de biocarburantes para uso en motores diésel: " Producto adecuado para motores diésel que sean aptos para su uso".

Informe anual
La CNE publicará un informe anual sobre el uso de biocarburantes con fines de transporte. En dicho informe se evaluará el cumplimiento de las obligaciones correspondientes al ejercicio anterior y se realizarán, en su caso, propuestas para la mejora del mecanismo de fomento del uso de biocarburantes. Asimismo, se incluirán previsiones a medio plazo sobre la cobertura de la demanda de biocarburantes.

Justificación de la normativa
Además de proporcionar una menor dependencia energética de los carburantes fósiles, los biocarburantes representan una estrategia efectiva para la reducción de gases de efecto invernadero en el transporte, junto con el fomento del ahorro y la eficiencia energética en este sector. También hay que tener en cuenta el carácter renovable de los biocarburantes, así como su contribución a la diversificación del consumo de energía primaria.

Otro factor beneficioso de los biocarburantes es que pueden ofrecer una alternativa a la actividad en el campo, que, en estos momentos de reducción de las ayudas agrícolas a nuestro país, necesita encontrar opciones que mantengan la actividad en el ámbito rural.

shadow

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.